9 de agosto de 2013 / 12:41 a.m.

Ciudad de México • El subsecretario de Gobernación, Luis Enrique Miranda, advirtió a los líderes de las policías comunitarias de Guerrero que no se tolerarán actos como la retención de elementos del Ejército en El Pericón, Tecoanapa y les dejó claro que no habrá diálogo hasta que no garanticen el respeto irrestricto a las instituciones del Estado mexicano.

Al reunirse con el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, y Bruno Plácido en representación de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), el subsecretario Miranda Nava incluso habló de que un posible diálogo sería “con independencia de las denuncias penales “que procedan ante las autoridades competentes, con el propósito de que se castigue a los responsables de los hechos con todo el rigor de la ley”.

En un comunicado, la Secretaría de Gobernación expresó que el gobierno federal está comprometido con todas las obras de carácter social para el desarrollo de la entidad y que el gobernador Aguirre Rivero reconoció la labor del Ejército en Guerrero.

“Ambos funcionarios expresaron su condena a los hechos ocurridos en días pasados en el poblado de El Pericón, Municipio de Tecoanapa, Guerrero. Asimismo, les comunicaron que estaban siendo atendidos en la Secretaría de Gobernación con el único fin de hacerles saber que no se tolerarán actos similares y que no habrá mesa de diálogo con ese grupo hasta en tanto no haya condiciones de respeto irrestricto a las instituciones del Estado Mexicano y al marco legal que nos regula”, informó la Secretaría de Gobernación.

 — LORENA LÓPEZ