7 de enero de 2013 / 11:12 p.m.

Los inconformes declararon que la toma del inmueble forma parte de un movimiento social en contra de las injusticias que ha cometido el nuevo gobierno de Fernández Ballesteros.

 

Zihuatanejo de Azueta • Ante la imposibilidad de resolver el conflicto el alcalde de Zihuatanejo, Eric Fernández Ballesteros, se trasladó a la capital del estado para pedir el apoyo del gobernador Ángel Aguirre Rivero, informó el secretario general de la comuna azuetense, Antonio Reyes Pascacio.

Desde hace más de ocho horas el contingente de trabajadores que apoyan la protesta de elementos de Seguridad Pública de Zihuatanejo, ex trabajadores y empleados de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Zihuatanejo (CAPAZ)y organizaciones sociales mantienen tomadas las instalaciones del ayuntamiento por el despido de burócratas.

Ante la manifestación de inconformidad de los uniformados y empleados por el cierre de las instalaciones del ayuntamiento, de CAPAZ y Seguridad Pública, efectivos de la Policía Estatal, soldados del Ejército mexicano y marinos de la Armada de México resguardan desde la madrugada la seguridad de este municipio costero.

Lo anterior fue informado por un grupo de trabajadores que exigen la salida del ex diputado local y actual secretario general del ayuntamiento Antonio Reyes Pascacio, así como de titular de Obras Públicas Jorge Sánchez a los que llaman "funcionarios foráneos", además de criticar el nepotismo en que incurre el alcalde Eric Fernández Ballesteros.

En el acceso a la SSP de Zihuatanejo y de Capaz los ex trabajadores colocaron cartulinas y mantas en protesta por los despidos que ellos consideran injustificados "Los zihuatanenses exigimos la salida de Jorge Sánchez, quien además controla Capaz", otra cartulina se puede leer "Antonio Reyes Pascacio regrésate a tu pueblo sin vergüenza".

El grupo de inconformes declaró que la marcha y toma de las dependencias forman parte de un movimiento social para expresar las inconformidades que hay por los compromisos incumplidos y las injusticias que ha cometido el nuevo gobierno municipal de Fernández Ballesteros, contra empleados y ciudadanía.

"Nos hemos sentado (trabajadores) Seguridad Pública, Agua Potable, Reglamentos y los diferentes sindicatos porque han despedido injustamente a los compañeros y la ciudadanía ha externado que existen compromisos que el alcalde no cumplió", externo una trabajadora y vocero del movimiento.

Los empleados subrayaron que también los transportistas se unirán a la movilización y toma del ayuntamiento.

Javier Trujillo