8 de diciembre de 2013 / 03:35 a.m.

Monterrey.- En medio de un ambiente de fiesta y sin importar las bajas temperaturas, decenas de devotos acudieron a la Parroquia conocida como "La Purísima" en el centro de Monterrey para apreciar la imagen de la Virgen que fue restaurada en Zapopan Jalisco y fue recibida por varios grupos de danzantes.

La Virgen de la Purísima Concepción de Monterrey es también conocida como la Virgen Chiquita y sobre esta cuenta que a mediados del siglo XVIII se presentó una terrible inundación que amenazaba gravemente a la población.

En ese tiempo se le conocía también como la Virgen de la Zapatera, debido a que una tlaxcalteca llamada Antonia Teresa, quien estaba casada con un tlaxcalteca de oficio zapatero.

En 1719 se refiere a la pequeña imagen como "Nuestra Señora de la Concepción", se sabe que Antonia era originaria del pueblo de San Esteban de la Nueva Tlaxcala y que había contraído nupcias primero con Esteban Martín y luego con Diego de Hernández.

La Popularidad de la Virgen Chiquita comenzó en 1756, cuando se dice que llovió 40 días y que bajó un culebrón de agua por el río Santa Catarina, con el riesgo de inundar a la ciudad de Monterrey, por lo que Antonia Teresa tomó a la imagen de la virgen chiquita y con ella tocó las aguas embravecidas del río Santa Catarina que se calmaron en forma milagrosa.

Con el paso del tiempo se construyó un templo en su honor, digno para alojar a tan milagrosa imagen.

Ese templo fue sustituido por otro que diseñó el arquitecto Enrique de la Mora y que fue concluido en 1946. Después el templo ganó el premio Nacional de Arquitectura.

LORENZO ENCINAS