Sandra González
11 de junio de 2013 / 05:29 p.m.

 

Monterrey  • Los resultados del Pulsómetro de seguridad en mayo, revelaron que la población percibe una mejora en la seguridad pero poco compromiso por parte de las autoridades.

La iniciativa privada y organismos intermedios que manejan esta herramienta de análisis, atribuyeron la mejora en seguridad a la disminución en delitos de alto impacto, aunque subrayaron que los delitos del fuero común siguen incrementando por lo que urgieron a las autoridades a seguirtrabajando al respecto.

Percepción de seguridad en municipios, estado y país

En rueda de prensa el presidente de Coparmex, Alberto Fernández; de Caintra, Álvaro Fernández; el director de CCINLAC, Manuel Zavala; y del CIC, Patrick Kane, dieron a conocer los resultados de las 4 mil 951 encuestas realizadas.

Éstas indican que el 25.1 por ciento de los ciudadanos del área metropolitana considera que es seguro vivir en su municipio, lo que representa un avance significativo en comparación con los resultados de enero que fueron del 23 por ciento.

La lista de municipios más seguros la encabeza San Pedro, San Nicolás y García.

En tanto a nivel estatal sólo el 13.3 por ciento de los encuestados consideró que es seguro vivir enNuevo León.

Confianza

Sin embargo aunque la percepción de seguridad ha mejorado, las corporaciones policiacas no se han ganado la confianza de la población, pues sólo un 10 por ciento respondió tener mucha confianza.

La única corporación que elevó sus niveles de confianza fue Fuerza Civil, pues el 29.5 por ciento de los ciudadanos confía mucho en esta.

“Los ediles deben involucrarse más en sus corporaciones, depurarlas y actuar verdaderamente contra la delincuencia común, la cual afecta a los ciudadanos de forma más intensa”, señaló el presidente de Coparmex.

Compromiso de gobernantes

En cuanto al compromiso de las autoridades con la población, los regiomontanos fueron los más decepcionados, pues sólo un 34 por ciento consideró que la edil Margarita Arellanes está comprometida con su trabajo, cuando en enero el número era de 46 por ciento.

En este mismo tenor va el gobernador Rodrigo Medina, pues aunque su policía goza de la aceptación ciudadana, él lleva una tendencia negativa según los resultados del Pulsómetro.