30 de abril de 2013 / 01:10 a.m.

Dado que el Heat de Miami ha ganado 41 de sus último 43 encuentros, es claro que las cosas van bastante bien para los campeones reinantes de la NBA.

Y ahora tienen tiempo para mejorar.

El lunes fue día de descanso para el Heat, la recompensa después de haber barrido la serie en cuatro juegos contra los Bucks de Milwaukee por la primera ronda de playoffs de la Conferencia del Este. El Heat regresará al trabajo el martes —a pesar que lo antes que podrían regresar a jugar en la segunda ronda ante Chicago o Brooklyn sería el sábado.

"Será difícil, pero nos retaremos a nosotros mismos y nos presionaremos en la práctica", dijo el alero del Heat Chris Bosh. "Tenemos grandes profesionales. No dejaremos que ninguno afloje. Nos retaremos, mantendremos nuestra condición. Cuando arranque la siguiente serie, creo que estaremos listos".

El tiempo de descanso será bueno sin duda para Dwyane Wade.

El escolta titular ha tenido que lidiar con un problema en los huesos alrededor de la rodilla derecha durante más de un mes. Estaba tan hinchado el domingo que no jugó en el cuarto juego de la serie contra Milwaukee.

La pausa significa que Wade no juegue en ocho días, quizá más.

"Es importante", dijo Wade sobre el descanso. "Obviamente, somos uno de los equipos más veterano de la liga, tal vez el más veterano en cuanto a jugadores en la rotación. Los chicos tienen algunos golpes y magulladuras luego de esta serie, por lo que va a ser grandioso tener un descanso. Pero también tenemos que aprovechar este tiempo para seguir manteniéndonos afilados, para seguir manteniéndonos en forma también".

Es probable que por eso el entrenador del Heat Erik Spoelstra haya puesto a trabajar al equipo tan pronto.

AP