5 de abril de 2013 / 02:32 a.m.

La Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero se deslindó de los actos violentos y los daños causados ayer al Congreso local.

Ciudad de México • La Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero se deslindó de los actos violentos y los daños causados ayer al Congreso local, los cuales atribuyó a agentes de la Secretaría de Gobernación "infiltrados". Y reveló tener a dos de ellos, a quienes en breve entregará a la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Minervino Morán, vocero de la CETEG, entrevistado para MILENIO Televisión, informó que solicitarán a esa comisión realice un exhorto por escrito a la Policía Federal y demás autoridades para que dejen de "hostigar" al movimiento magisterial disidente, ya que aseguró que tienen derecho a manifestarse.

Consideró "una amenaza" el planteamiento hecho por el secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, quien habló de la aplicación de la ley contra los maestros que incumplan con su tarea.

Morán afirmó que con ello el gobierno federal pretende imponer totalmente sus reformas, "a costa inclusive de la represión, porque aquí en Guerrero hay más de dos mil agentes de la Policía Federal pretendiendo reprimir".

Sobre los daños ocasionados ayer al Congreso de Guerrero, respondió categórico: "nos deslindamos de esa responsabilidad, hay agentes de Gobernación federal que estuvieron infiltrados en el movimiento", y recordó que ya ayer se detuvo a uno y fue entregado a la CEDH.

Respecto a las quejas de los empresarios por las movilizaciones de la CETEG, planteó que más que solicitar la aplicación de la ley, la represión, ese sector debería exigir al gobernador Ángel Aguirre y al Congreso local, que éste resuelva y apruebe leyes justas como las que proponen los profesores disidentes.

Lo que se propone en el decreto que fue rechazado por el Congreso local, expuso, está en el marco de la soberanía del estado y no contraviene los postulados constitucionales.

Se demanda gratuidad de la educación con planteamientos más precisos, y de que el gobierno del estado otorgue más presupuesto. "Lo mismo respecto a la evaluación, no nos oponemos, estamos de acuerdo, pero tiene que ser democrática, integral, formativa y de acuerdo a condiciones socioculturales y lingüísticas del estado".

Y lanzó las interrogantes: "¿Nosotros no tenemos margen de soberanía, los estados?, ¿todo se tiene que aceptar como viene de la Federación?2.

Minervino Morán dijo que la CETEG espera se reanude el diálogo con el gobernador, pero que sea un diálogo verdadero, no de doble discurso, en el que en verdad se vean las reales posibilidades de llevar a cabo este decreto para su aprobación en el estado, "porque lo otro es irse a sentarse a dialogar, se dice una cosa y al rato es otra. Se ha perdido la credibilidad en el gobernador y en el Congreso local".

Redacción