19 de agosto de 2013 / 02:53 a.m.

Alberto del Río vivió de nueva cuenta una noche especial en SummerSlam y dejó en el pasado la derrota de la edición 2012. Si hace dos años aquí logró el título de la WWE, retuvo el cetro de los pesos Completos tras derrotar a Christian.

El originario de San Luis Potosí llegó a estar en un par de ocasiones a punto de ser víctima del conteó en la lona, sin embargo, su condición física y un par de castigos a la mano izquierda de su rival, quien no logró soportar el dolor, provocaron la rendición del retador.

"Yo soy aún el campeón de la WWE. Yo represento a los latinos", exclamó el mexicano, quien portó un vestuario donde resaltaban los tres colores de la bandera mexicama, tras retener el campeonato de los completos, el que para él es el más valioso.

La Bestia, incontrolable

CM Punk luchó, intentó, pero la diferencia de fìsicos entre él y Brock Lesnar resultó la gran diferencia entre ambos para que al final, el ex competidor en las artes marciales mixtas consiguiera la victoria.

Lesnar sabía de la ventaja a su favor y en todo momento buscó sacar provecho de la misma. Como si fuera un toro acorraló al originario de Chicago desde el campanazo de comienzo.

Punk buscó contrarrestar con lanzamientos continuos y patadas a la cara, incluso logró cargar a su oponente en más de un par de ocasiones para impactarlo contra la lona.

CM llegó a estar cerca del conteo de tres, pero su ex manejador y ahora representante de Lesnar, Paul Heyman, intervino para evitar la derrota de su protegido. A partir de ese momento, la ex estrella de las artes marciales mixtas retomó su camino a la victoria.

Luis Ramírez