IRAM OVIEDO
29 de junio de 2013 / 02:53 p.m.

Escobedo • Elementos de Policía y Tránsito del municipio de Escobedo fueron llevados a las instalaciones de la Agencia Estatal de Investigaciones, donde les realizarán las pruebas de control y confianza por parte de la Procuraduría de Justicia de Nuevo León.

Cerca de las 08:00 arribó personal del Ejército Mexicano, de la ya mencionada corporación, Fuerza Civil de Nuevo León y de la Policía Federal.

Se formaron las filas en el estacionamiento del llamado C-4, donde llegaron siete autobuses de pasajeros.

Una lista se fue revisando poco a poco con los nombres de los uniformados, quienes subían a los colectivos.

Tras darse el reporte en el noticiero de lo sucedido, algunos familiares de los elementos llegaron de inmediato para tratar de estar con ellos y despedirse.

Las lágrimas aparecieron en algunas de las mujeres, quienes luego se retiraron del lugar.

Otros de los elementos abrieron una ventanilla del autobús diciéndoles adiós a las cámaras, confiados en que no tienen ningún problema que enfrentar.

El secretario de Seguridad Pública y Vialidad de Escobedo, Hermelindo Lara Cruz, estuvo presente en las acciones e incluso, a pesar de no ser requerido, él mismo decidió subir a su camioneta blindada para que le realicen las pruebas.

Los policías, en su mayoría ex militares, partieron del C-4 acompañados por el personal de vialidad.

Se informó por parte del departamento de prensa, que el alcalde César Cavazos mencionó que en total son 380 elementos de Policía y Tránsito los que están siendo sometidos a esas pruebas.

Pero el municipio no se quedó sin vigilancia, tienen algunos uniformados realizando su función de vigilancia sobre todo en zonas escolares.

Escobedo se suma a los municipios de Santa Catarina, Apodaca y Guadalupe, cuyos elementos ya han sido investigados para descartar que tengan algún nexo con el crimen organizado.