11 de febrero de 2014 / 10:03 p.m.

Los Ángeles.- El creador del popular Flappy Bird, Dong Nguyen, expuso sus razones para eliminar a su juego de las tiendas en linea.

La noticia de que Nguyen retiraría su creación de las tiendas de aplicaciones levantó sospechas, algunos creían que era un truco publicitario para darle más fama a su juego y otros que se cuidaba de una demanda millonaria por parte de Nintendo.

Para terminar con las especulaciones, el misterioso creador de Flappy Bird concedió una entrevista en la que declaró muchas cosas interesantes.

En primer lugar, Nguyen sigue viviendo en la casa de sus padres, a pesar de que el juego le reportaba 50 mil dólares al día. Además, de acuerdo con el programador, no tiene planes de revivir a su exitoso videojuego:

"Flappy Bird fue diseñado como un juego casual que debía de jugarse por unos breves minutos, cuando se está relajado. Eso era todo lo que yo quería conseguir con él. Pero pasó a convertirse en un producto adictivo. Cuando me di cuenta de lo anterior, supe que el juego se había convertido en un problema. Para resolver ese problema, lo mejor que pensé fue en acabar con Flappy Bird. Así que puedo decir que se ha ido para siempre", declaró el creador.

Así que, en caso de ser ciertas las razones esgrimidas por Nguyen, retiró el juego por altruismo en favor de los adictos a la aplicación. Con esto el joven vietnamita de 29 años decidió deshacerse de su creación, sin embargo, la fama lo ha perseguido a tal punto que minutos antes de la entrevista con Forbes, el programador se entrevistó con el Primer Ministro de Vietnam.

Nguyen afirmó que los más sorprendidos con su reconocimiento público son sus padres, que no sabían de la existencia de Flappy Bird hasta hace un par de días. Cuestionado sobre el parecido del escenario de su juego con los paisajes de Mario Bros, el vietnamita dijo que solo fue una coincidencia, y negó haber sido demandado por la empresa japonesa.

Actualmente el programador se encuentra de vacaciones, debido a que, según dice, el estrés causado por Flappy Bird lo llevó a estar cerca de un colapso nervioso:

"Cuando me di cuenta del éxito de Flappy Bird mi vida dejó de ser cómoda. No podía dormir pensando en la adicción que provoqué. Ahora mi conciencia está limpia; paso los últimos días, sin conectarme a internet, poniéndome al día con el sueño. Ahora pienso que no todo ha sido malo, tras el éxito de Flappy Bird, me siento con más confianza y tengo libertad para hacer lo que quiero hacer", declaró.

Nguyen declaró que esta pensando seriamente en no volver a trabajar a la empresa de software en la que pidió vacaciones, para dedicarse a proyectos personales de programación. Por lo pronto, ya tiene otros dos juegos suyos en la App Store, Super Ball Juggling y Shuriken Block, que calificó como "inofensivos".

Agencias