10 de mayo de 2013 / 03:04 p.m.

Monterrey  • Los transportistas que cumplan su amenaza de no respetar el 50 por ciento de descuento por transbordo sufrirán elretiro de sus unidades de la circulación, advirtió el jueves la Agencia Estatal del Transporte.

No obstante, la ley del ramo va más allá, pues contempla por igual sanciones económicas e incluso la pérdida de la concesión por incumplir un acuerdo como el publicado el pasado 28 de diciembre en el Periódico Oficial del Estado.

La molestia de los transportistas, confirmaron ayer autoridades estatales, obedece al rechazo de su propuesta de aumentar un 20 por ciento la tarifa de castigo, que pretendían elevar de 10 a 12 pesos.

Sin embargo, advirtió Víctor Manuel Martínez, director de la Agencia Estatal del Transporte (AET), de cobrar una tarifa distinta a la acordada se exponen a sanciones graves por parte de la dependencia estatal.

"Si lo hacen están violando la tarifa, que es una tarifa integrada (…), no se pueden salir porque eso tendría que también cambiar todos los aparatos verificadores (...).

"Vamos a estar al pendiente, o sea, inmediatamente si vemos que están fuera de la tarifa establecida, nosotros vamos a empezar a retirar las unidades del servicio, eso es lo que vamos a empezar a hacer", indicó el funcionario estatal.

El director de la AET estimó que el universo a vigilar lo componen 145 rutas con 325 ramales, que son las afiliadas al organismo inconforme.

Ayer, en un desplegado, la Asociación de Transporte Público de Pasajeros de Nuevo León, amagó con suspender el beneficio del descuento a los usuarios que trasborden unidades a partir del lunes, al denunciar que el estado no ha cumplido su parte de los acuerdos en lo que se refiere a un alza de tarifas y una mayor promoción de la tarjeta Feria.

Al respecto Fernando Gutiérrez Moreno, secretario de Desarrollo Sustentable, reveló que la petición de aumento a la tarifa se ventiló nuevamente en sesión de la Comisión de Costos y Productividad del Consejo Estatal del Transporte y Vialidad el pasado miércoles, y no fue aceptada.

"No tenía motivos, no estaba sustentado, por lo tanto no iba a ser tomado como una validez", detalló el funcionario.

En la citada reunión privada se acordó realizar un estudio para analizar las causas del fracaso de la tarjeta Feria, otro de los puntos por los que los transportistas se quejan, pues afecta sus ingresos y no compensa sus inversiones.

"No creo que en este momento los problemas que enfrenta el transporte público se resuelvan únicamente a través de un incremento tarifario, tenemos problemas adicionales que se tienen que resolver de muchas otras formas, entre ellos incentivar a que más gente utilice el transporte público", expresó.

A pesar de ello, acotó que se entablaran conversaciones con los transportistas y se mostró confiado en que la problemática se resolverá antes del lunes, plazo fatal marcado por los inconformes.

Precisó que las tarifas se fijan en base a fórmulas definidas por criterios técnicos, no en base a negociaciones.

 

El nuevo pleito

- La Secretaría de Desarrollo Sustentable y la Agencia Estatal del Transporte fueron las encargadas de rechazar la amenaza de los empresarios adheridos a la Asociación de Transporte Público de Pasajeros.

- Los titulares de las dependencias revelaron que la diferencia deviene de la negativa en el Consejo Estatal del Transporte por aumentar de 10 a 12 pesos la tarifa en efectivo de los camiones.

- Además, revelaron que apenas el miércoles se tocó nuevamente el tema entre funcionarios y empresarios, pero no se logró un acuerdo para elevar la tarifa, lo cual molestó a los dueños de las rutas camioneras.

LUIS GARCÍA