Marilú Oviedo
31 de agosto de 2013 / 01:36 a.m.

 

Monterrey  • Al señalar que su retiro de la mesa de trabajo quincenal con el Estado no es personal, sino por la falta de resultados e incumplimiento del mismo Gobierno, la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, manifestó que es necesario entablar un diálogo directo con el gobernador Rodrigo Medina.

La presidenta municipal panista dijo que las reuniones no sólo deben ser un desayuno, sino que realmente se vean los cambios de las propuestas o solicitudes que se hacen en las mismas.

“Es muy importante que acudamos y que él (el gobernador) pueda acudir y poder seguir trabajando frecuentemente…estamos construyendo para que se pueda dar, un diálogo efectivo con los resultados y beneficios para los ciudadanos… que sea una mesa efectiva, con resultados, no únicamente una mesa de diálogos sin resultados o una mesa de sólo un desayuno”, señaló.

Arellanes Cervantes declaró que por lo pronto no ha tenido alguna comunicación directa con Medina de la Cruz y dijo que dentro de los temas pendientes se encuentran los de Tesorería, donde hay retraso en el tema de recursos; además del reordenamiento de transporte, así como el de reubicación de personas que se encuentran en lugares de riesgo.

Asimismo expresó que si el gobernador acude al menos una vez al mes a las reuniones y se dan resultados sería el esquema para seguir adelante.

“Estamos pidiendo –sino de manera permanente-, que tengamos la oportunidad de poder vernos con alguna frecuencia porque me parece que es importante que tengamos un diálogo los alcaldes en este caso metropolitanos con el ejecutivo estatal”.

Además descartó que exista un trato diferente al de los alcaldes del PRI, pues dijo que lo que se busca es que los resultados sean iguales para todos los ediles.

“Son varios puntos específicos que dependen de otras secretarias, estamos tratando de poner reglas claras, indicadores para que se pueda retomar esta mesa, pero como una mesa efectiva”, expresó.