22 de agosto de 2013 / 12:32 a.m.

Luego de cumplir los días de reposo recomendados por el médico, Julio César Chávez jr. retomó sus entrenamientos de manera habitual y a gran ritmo, para reaparecer el 28 de septiembre en Los Angeles, California.

Chávez Carrasco (46-1-1, 32 nocauts) se enfrentará con el estadounidense Brian Vera (23-6-0, 14 KO´s), en el Stub Hub Center de Carson, California, en función que será transmitida en México por señal abierta.

Al hijo del legendario JC Chávez le fue readmitida su visa de trabajo estadounidense recientemente y eso le ha dado una motivación extra en sus entrenamientos que lleva a cabo en Culiacán, Sinaloa, con su equipo de trabajo.

En sesión de sparring, Chávez sufrió un corte sobre su ceja derecha hace dos semanas, que requirió puntos de sutura.

La recomendación médica fue tomar unos días de reposo para permitir que la herida sellara por completo y evitar que se convirtiera en una desventaja a la hora de pelear, lo que hizo que la pelea, que estaba programada para el día 7, se moviera tres semanas y ahora será el 28 de septiembre.

Con el alta médica, Chávez jr. volvió a la sala de entrenamientos, donde es asesorado por su padre, Julio Cesar Chávez González, en tanto Vladimir Baldenebro se encarga de las rutinas de entrenamiento en el gimnasio.

"Quizás a mediados de semana retomemos la sesión de sparring y se normalice toda mi preparación, en cuanto a lo físico estamos excelentes, estoy haciendo un gran campamento", dijo Chávez Carrasco.

Chávez Jr. ya cumplió el trámite ante el Consulado de Estados Unidos en Hermosillo y ya tiene su visa de trabajo, situación que deja en claro que no tiene ningún tipo de sanción ni pendientes administrativos o judiciales ante el gobierno estadounidense.

El sinaloense reaparecerá luego de haber perdido su marca invicta y de paso el campeonato mundial medio CMB, el 15 de septiembre del año pasado ante Sergio "Maravilla" Martínez, quien lo derrotó por decisión unánime a pesar de haber visitado la lona en el round final.

Notimex