10 de abril de 2013 / 09:17 p.m.

Chilpancingo de los Bravos Centro • A petición de los diputados federales de Guerrero, el presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso local, Bernardo Ortega Jiménez aceptó promover entre sus compañeros de legislatura el relanzamiento de la propuesta de modificaciones que el magisterio disidente plantea en torno a la Ley de Educación local.

Mientras activistas de diferentes organizaciones sociales y maestros aglutinados en la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) iniciaban una marcha que bloquearía parcialmente la Autopista del Sol, en un restaurante ubicado en la salida norte de Chilpancingo, representantes populares locales y federales se reunían a puerta cerrada para analizar el conflicto.

Los diputados federales que acudieron al cónclave fueron Martha Mujica Morga; Rosario Merlín García, Sebastián de la Rosa Peláez, Catalino Duarte Ortuño, Silvano Blanco de Aquino y Vicario Portillo Martínez.

Por el Congreso local acudió Bernardo Ortega Jiménez, presidente de la Comisión de Gobierno, Víctor Salinas Salas, presidente de la Comisión de Educación, Amador Campos Aburto, Nicanor Adame Serrano y Jesús Marcial Liborio.

Todos, diputados federales y locales son militantes activos del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Al término del encuentro, el presidente de la Comisión de Gobierno aceptó recuperar la comunicación con los dirigentes del movimiento magisterial, para efecto de retomar la discusión sobre sus propuestas de reforma a la Ley de Educación del estado.

El diputado federal, Sebastián de la Rosa precisó que la Reforma Educativa federal ya no tiene reversa, pero que en el ámbito que sí se puede buscar una solución positiva para los profesores es en lo local.

Bernardo Ortega, presidente de la Comisión de Gobierno salió con el compromiso de ir a cabildear con sus compañeros de bancada, que son mayoría en el Congreso de Guerrero el relanzamiento de las propuestas del magisterio.

Nicanor Adame Serrano, diputado local señaló que hay planteamientos de la propuesta de los mentores que no se aprobaron el 2 de abril y que vale la pena re discutirlos, como la creación de un Instituto Autónomo de Evaluación para el Personal Docente.

La no inclusión en el dictamen votado el 2 de abril, dijo que fue consecuencia de la falta de consenso, pero no por la inviabilidad.

Los legisladores perredistas anticiparon que van a buscar que el PRI defina una postura en torno al conflicto, ya que hasta el momento ha guardado silencio y en algunos momentos "ha fijado posturas que reflejan más oportunismo que voluntad de ayudar a buscar la solución".

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN