30 de octubre de 2013 / 03:24 a.m.

La FIFA informó el martes que necesita "asegurar que las autoridades brasileñas" participen del proceso de supervisión para asignar los boletos del primer periodo de venta".

Las autoridades brasileñas pueden supervisar la lotería por ser sede de la Copa del Mundo. El retraso se debe al tiempo que han tardado en decidir cómo harán esa supervisión.

El organismo rector del fútbol mundial dijo que no podría informar a los 6.2 millones de solicitantes de entradas quiénes había sido seleccionados el lunes, como establecía el plazo original, por eso retrasó la segunda etapa, que iría del 5 al 11 de noviembre. Los aficionados brasileños, que tienen derecho a boletos con descuentos, hicieron la mayoría de los pedidos.

"Como el próximo periodo de ventas funciona bajo la lógica de: 'el primero que llegue, gana', es esencial que todos los que solicitaron boletos en la primera etapa sepan del estatus de su solicitud al momento en que reabramos las ventas", dijo el director de mercadotecnia de la FIFA Thierry Weil en un comunicado.

"No podemos arriesgarnos a que algún aficionado ignore si su solicitud fue aceptada antes poner en venta más boletos. Obviamente, nuestra prioridad es asegurar que todos los solicitantes tengan la misma oportunidad".

El próximo periodo de ventas terminará el 28 de noviembre. Los aficionados podrán hacer compras de nuevo a partir del 8 de diciembre, después de que el sorteo del Mundial determine donde y contra quién jugarán las 32 selecciones participantes.

Los aficionados solicitaron casi el doble del total de los boletos disponibles para el torneo del próximo año, que se celebrará en Brasil por primera vez desde 1950. Los organizadores esperan la venta de unas 3,3 millones de entradas, pero en la primera etapa sólo un millón se pusieron a la venta.

En las primeras siete horas que duró la venta, a fines de agosto, se recibieron un millón de solicitudes. Los brasileños hicieron el 70% de las peticiones y siguieron estadounidenses, argentinos y alemanes.

Funcionarios brasileños se encuentran en Manchester para supervisar la lotería electrónica que, de acuerdo con la FIFA, requerirá "más de 1.000 procedimientos de sorteo individuales que potencialmente pueden demorarse más de 24 horas".

El organismo dijo que para el 10 de noviembre a todos los solicitantes se les informará vía correo electrónico o mensaje de texto si su petición fue exitosa. Una vez que la lotería termine la FIFA anunciará cuántos boletos estarán disponibles para la siguiente fase.

AP