25 de julio de 2013 / 11:49 p.m.

Guadalupe.- • Alrededor de 40 familias que viven en los márgenes del río La Silla en Guadalupe, serán retiradas y el municipio pagará la renta de algunas viviendas por unos seis meses, mientras encuentran un programa de vivienda a través del gobierno estatal, informó el alcalde, César Garza Villarreal.

El presidente municipal manifestó que en los próximos días se proporcionará mayor información en este tema, ya que los ciudadanos que habitan en esos lugares no tienen una seguridad, especialmente los asentados a la altura del puente La Silla y en el Fraccionamiento Colibrí.

"Se va a materializar en los próximos días y les informaremos a los medios de comunicación, ya hay un acuerdo con las familias, el municipio les va a pagar una renta, ellos van a tener un lapso de seis meses para lleva ahí a sus familias a una casa de renta, que el municipio paga la renta y les vamos a apoyar con los organismos públicos para que cedan a un programa de vivienda".

"Está claro que no les vamos a regalar una casa, pero les vamos a apoyar con seis meses de renta para no mandar a sus familias a la calle, en seis meses canalizándolos a los programas de gobierno de vivienda en un acto de responsabilidad tienen que hacer un esfuerzo para encontrar un programa que se les acomode y se puedan hacer de una vivienda", expresó.

Garza Villarreal, manifestó que no se trata de un asunto de que los vecinos quieran irse o no, ya que simplemente se va a ver por la mejora de su propia seguridad.

"Lo que es un hecho es que ni es seguro, ni es ecológicamente sustentable, ni es socialmente justo que estén ubicados en un río que le pertenece a las generaciones actuales y a las venideras y donde sus familias no están resguardadas".

"La mayoría está de acuerdo, algunos no están de acuerdo, pero les ha quedado claro que no es un asunto de querer o no querer sino una acción que vamos a tomar, es un acto de autoridad lo vamos a ser en responsabilidad para cumplir. El municipio está actuando con sensibilidad, les está dando una alternativa humana para que ellos no se vayan a la calle y se lleven a sus familias ahí ya no sería un caso de necesidad, ni un caso de justicia social, sería un caso de necedad", expresó el edil.

MARILÚ OVIEDO