Denisse Mesta 
27 de agosto de 2013 / 01:03 a.m.

 

Monterrey.-  • Regidores del PRI de Monterrey sostuvieron una reunión con la alcaldesa, Margarita Arellanes Cervantes, para tratar diversos temas, pero no dialogaron sobre la petición de los priistas, realizada el domingo pasado, de pedir solicitud de una licencia para la edil, por acudir a eventos partidistas que califican como pre campaña.

La munícipe regia comentó que durante la plática, los integrantes del cabildo priistas no emitieron algún comentario sobre este asunto.

Arellanes Cervantes mencionó que continuará acudiendo a los eventos partidistas que el PAN la invite.

  "No hubo ningún comentario de ese tipo, sin embargo, yo reitero mi compromiso de trabajo por Monterrey, estoy permanentemente al tanto de la solución de las problemáticas que tenemos".

La edil señaló que esta plática fue para presentar información que están solicitando los funcionarios municipales.

 

"En esta reunión vimos algunos temas de cierta información que ellos están solicitando, y nosotros con toda la disposición de ponerla a su alcance para que se pueda seguir desarrollando este trabajo que hasta la fecha hemos realizado", manifestó.

 

La funcionaria municipal informó que este tipo de reuniones se realizan consuetudinariamente con las diferentes fracciones del Cabildo.

 

Por su parte el coordinador de los regidores, Eugenio Montiel Amoroso, señaló que durante la reunión se tuvo un trato amable, por lo que espera que la alcaldesa cumpla con las peticiones.

 

"Fue una relación cordial, estuvo la secretaria de Ayuntamiento y se llevó a cabo la reunión respetuosa, pero esperemos que los resultados los aterricen".

 

Indicó que uno de los temas tratados fue la llamada "Ley Mordaza", ya que anteriormente no se les brindaba toda la información que solicitaban.