17 de julio de 2013 / 03:59 p.m.

"O transformamos y salvamos al Atlas, o se corre el riesgo de perderse", fueron las primeras declaraciones del presidente rojinegro Eugenio Ruiz Orozco.

Al caerse las ventas de Alfonso González y Antonio Briseño a Tigres, y frustrarse el apoyo solicitado al gobierno del estado de Jalisco, la directiva atlista ha convocado de manera urgente a los 123 socios activos a Asamblea Extraordinaria para tomar decisiones trascendentales y darle un giro de 180 grados a la actual situación de los Zorros.

Consciente que los pasivos son avasallan a los activos, el presidente Eugenio Ruiz Orozco ha notificado a los socios a reunirse el próximo lunes 29 de julio a las 17:00 horas para realizar los cambios necesarios para atraer capital y sanear las finanzas.

Ayer por la mañana, cerca de cincuenta socios, entre los integrantes del actual consejo, ex presidentes y hombres de opulencia económica, se reunieron por varias horas con la intención de buscar soluciones a la crisis que acarrea al Atlas como institución.

Los temas principales y claves de la próxima Asamblea Extraordinaria serán la transformación de la figura jurídica de la institución, así como la venta de activos para hacerse de recursos.

Ruiz Orozco considera fundamental que Atlas deje de ser Asociación Civil para convertirse en Sociedad Anónima, para de esta manera facilitar la llegada de recursos económicos.

En el punto III del orden del día de la convocatoria, señala claramente: "Propuesta de soluciones incluyendo de forma enunciativa más no limitativa la transformación de la sociedad a una naturaleza mercantil o bien la venta de activos".

Debido a que la mayoría de los socios activos considera que la solución a la problemática está en casa, y no mediante una gente externa, los dirigentes estudiarán en esta asamblea la venta de activos, tales como el Atlas Country Club o Chapalita.

Rigoberto Juárez