10 de octubre de 2013 / 06:45 p.m.

El actor que interpreta a Wolverine de los X-Men, reconoció que toda su vida soño con triunfar, pero no en el escenario si no en algùn deporte de los que de pequeño practicó.

En la amena entervista realizada en Suiza, el australiano de 44 años, señaló que " La verdad es que espero ir a Brasil para verlo. Soy una de esas personas que, cuando me ofrecen obsequios sólo por mi fama, siempre digo: “No, no lo quiero. No me interesa”. Pero ¿entradas? ¡Por supuesto! Restaurantes y entradas para partidos de fútbol, ¡por eso sí que me vendería! (risas)".

"Me encanta el Mundial. En mi opinión, los Juegos Olímpicos y la Copa Mundial son las competiciones internacionales más puras que existen".

"Jugué al fútbol hasta los diez años y luego me pasé al rugby, pero sigue emocionándome la belleza del deporte rey. Mi hijo juega al fútbol actualmente, y yo soy ayudante del entrenador de su equipo; bueno, más bien ayudante del ayudante. Para mí, el hecho de que se celebre cada cuatro años y la olla a presión en la que se convierte [la Copa Mundial], me atrae y me motiva".

Sobre su favorito en la siguiente Copa del Mundo, Jackman menció que "Siempre me ha encantado Brasil, aunque no creo que hubiera apoyado a su selección otros años. Pero puedo imaginarme hasta cierto punto la presión que tienen que estar sufriendo los jugadores en ese país". "El deporte es religión en Australia, pero nada comparado con el fútbol en Brasil. Por lo tanto, si esos jugadores ganaran el Mundial en casa se convertirían en el orgullo de la nación. Ese triunfo cambiaría muchas vidas. Además, como visten colores parecidos a mi país, no me cuesta nada animarlos".

Al protagonista de "El Ilusionista" le fue difícil responder si prefiere ganar un Oscar o que Austalia gane un Mundial:

"¡Qué pregunta más difícil! ¿Me deja que la simplifique y le responda que actúo para Australia? (risas). Quiero las dos cosas. No, no espero nada; todo lo que llegue será bienvenido.

"A mí, por mi edad y después de haber sido aficionado al fútbol en Australia toda la vida, no me cuesta trabajo partir de la base de que no ganaremos el Mundial. Creo además que está muy bien que te consideren un tapado en todas las circunstancias".

Y si el actor habría tenido la posibilidad de elegir a una selección para jugar el Mundial, se hubiera decidido por Australia y explica sus razones.

"Soy australiano, crecí jugando al críquet y al rugby, y una de las cosas más emocionantes, y más escalofriantes, que he hecho en mi vida fue interpretar el himno nacional antes de un partido de rugby entre Nueva Zelanda y Australia.

"Recuerdo que me encontraba en pie junto al equipo, y sólo por estar allí, tan cerca de ellos, me emocioné muchísimo. Desde pequeño me he vuelto loco por los deportes. Yo no soñaba con ser actor, soñaba con jugar con mi país en mi deporte, o en cualquier deporte. Lo cierto es que nunca fui lo bastante bueno".