30 de diciembre de 2013 / 03:39 p.m.

Monterrey.- La depuración policíaca ha sido durante años materia de orgullo para el Gobierno de Nuevo León. Pero el pasado 5 de diciembre, una declaración lo cambió todo, dónde el comisionado de la seguridad nacional del país, Manuel Mondragón advirtió sobre los vicios que envuelven las pruebas que se les realizan a los elementos policiacos.

En medio del debate nacional sobre el destino de las pruebas de confianza, el estado develó en exclusiva para Telediario la intimidad en que se lleva a cabo el proceso de las pruebas de confianza.

Aunque pequeño, el edificio donde se aplican los controles es una verdadera fortaleza, en el lugar existen controles de acceso y arcos detectores en donde reciben a los policías y funcionarios.

Entrar con celulares está prohibido, todos se quedan en lockers cerrados bajo llave y los individuos son sometidos a 5 pruebas, entre ellas exámenes que abarcan el rubro socioeconómico, médico, psicológico, toxicológico y el polígrafo.

 

Luis García