23 de abril de 2013 / 02:24 a.m.

El cornerback, tres veces seleccionado al Pro Bowl y que adquirido en un canje con los Jets de Nueva York, fue presentado formalmente el lunes como el nuevo miembro de una defensa que fue la peor de la NFL contra el pase en 2012.

Revis dijo que hará su mejor esfuerzo para responder a las expectativas cifradas en él al tener un nuevo contrato de 96 millones de dólares por seis años.

Insistió durante una conferencia de prensa que no guarda rencores contra su ex equipo, que no quiso mostrar ese compromiso con el jugador que salía de una cirugía a causa del desgarro de un ligamento de la rodilla.

"No tengo nada que probarle a los Jets de Nueva York", dijo Revis. "No tengo que probarle nada a nadie".

Semanas de conjeturas sobre el futuro del jugador de 27 años terminaron el domingo cuando los Jets traspasaron a Revis a los Bucs a cambio de la 13ra selección del draft de la NFL, que se realizará esta semana, y otra selección para el año entrante.

El cornerback también acordó a algo que llamó un contrato "único" que no incluye dinero garantizado.

"El contrato se hará cargo de sí mismo", dijo. "Yo sólo tengo que jugar".

Los Buccaneers no sólo están apostando en Revis para que esté bien físicamente, listo para abrir la temporada en septiembre en contra, precisamente ante los Jets, pero consideran que va muy bien en su recuperación como para esperar razonablemente que podrá estar en los entrenamientos este verano.

"Hicimos nuestra investigación", dijo el gerente general Mark Dominik, "de lo contrario no habríamos hecho un acuerdo de esta magnitud".