6 de julio de 2013 / 12:59 a.m.

Monterrey.- • Al iniciar la próxima semana mesas de trabajo para la implementación de las fases restantes del sistema de justicia penal, organismos advirtieron que la participación de las policías municipales es el rubro que más retraso presenta.

Martín Sánchez, director de Renace, sostuvo que los alcaldes no parecen darle la importancia debida a este proceso, que implica la capacitación de los uniformados en los conceptos de la reforma, como la fase investigadora.

“Estamos un poquito apurados, temerosos porque los municipios no han abordado todavía de manera directa los compromisos, sentimos en ocasiones que ni siquiera los traen en el radar, ni siquiera están plenamente conscientes de la exigencia que implica para los presidentes municipales, si para el 2014 entran más delitos en los que van a estar participando.

“Nos genera mucha incertidumbre, creemos que es el momento adecuado para que el compromiso se fortalezca…son miles de policías los que hay que capacitar, tenemos que intensificar ese proceso de capacitación”, señaló.

Los alcaldes de Monterrey, San Pedro y Guadalupe, formarán parte de las citadas mesas de trabajo que se llevarán a cabo del 9 al 11 de julio en el Congreso local.

Expertos en la materia, personal de la Procuraduría, la Defensoría de Oficio, el Poder Judicial, la Secretaría de Seguridad Pública y diputados locales, participarán en ellas con la intención de revisar los avances y perspectivas de la reforma.

Francisco Cienfuegos, presidente de la Comisión de Justicia y Seguridad Pública, recordó que la entidad se encuentra a contrarreloj en la implementación de este sistema, cuya entrada en vigor al 100 por ciento debe estar lista a más tardar en 3 años.

“Existe la obligación constitucional de tenerlo aplicado en su totalidad para el año 2016, en esta Legislatura hemos concretado varios avances a lo que va del transcurso de los últimos dos períodos ordinarios”, explicó el diputado.

Las mesas de trabajo abordarán tres grandes temas: la inversión necesaria para solventar la reforma, las normas y protocolos pendientes y los servicios previos al juicio como herramienta para mejorar la administración de justicia penal.

Graciela Buchanan, presidenta del Poder Judicial en el estado, indicó que a la fecha todavía falta por incorporar el 50 por ciento de los delitos al nuevo sistema.

LUIS GARCÍA