5 de febrero de 2013 / 03:14 p.m.

Monterrey.- Tras varios años de permanecer inactivo, el Consejo Ciudadano de Remuneraciones reanudará sus labores para revisar los salarios en Gobierno del Estado, el Congreso local y el Poder Judicial.

De forma paralela, buscarán ampliar sus facultades para analizar las percepciones de los Ayuntamientos, entes autónomos por ley para fijar sus propios tabuladores de ingresos.

Fuentes de la institución, que es encabezada por el presidente del Consejo Cívico de las Instituciones, Manuel Zavala, confirmaron la intención de reunirse a la brevedad para establecer un plan de trabajo.

En primera instancia, detalló que se realizará un estudio sobre los sueldos en el Gobierno de Nuevo León, específicamente del gobernador Rodrigo Medina y los 14 secretarios que integran el Gabinete, además de los magistrados del Tribunal Superior de Justicia.

También se revisarán las dietas de los diputados locales, que desde el año pasado buscan un incremento salarial y la posibilidad de revivir los bonos legislativos que desaparecieron justamente por recomendación del Consejo Ciudadano.

En 2004, dicha instancia presentó recomendaciones al entonces gobernador Natividad González Parás y posteriormente a la Legislatura, encabezada por el priista Juan Manuel Parás, en su calidad de presidente de la Comisión de Coordinación y Régimen Interno (Cocri), para ajustar los sueldos y eliminar los bonos.

La nueva propuesta se hará en el transcurso del año y será para la remuneración anual, pero aún faltaría que los tres Poderes del Estado la aceptaran como en el pasado.

Por otra parte, la fuente explicó que la recomendación a los municipios en materia salarial se encuentra en fase de análisis, pues éstos gozan de autonomía en este rubro gracias a un criterio emitido por la Suprema Corte de Justicia.

“Eso es precisamente lo que está resolviendo el comité, es lo que están viendo y analizando, cómo se le puede hacer, esa parte todavía no está resuelta”, explicó.

MILENIO Monterrey dio a conocer la semana pasada que los regidores de la capital el estado plantearon la creación de bonos de gestoría para ayudar a los ciudadanos que se les acercan en busca de apoyos.

El tema generó polémica y provocó que la primera oposición, la bancada del PRI, declinara en esta intención, enfriando con ello el asunto.

Por su parte, la alcaldesa Margarita Arellanes emplazó a los ediles a utilizar los programas sociales que tiene el municipio para beneficiar a sus representados y los conminó a seguir los criterios de austeridad marcados por la administración.

En lo que respecta a los sueldos de los diputados, se encuentra pendiente una posible autorización para otorgarse recursos que se canalizarían a diversas gestorías.

Aunque ya se debía haber ventilado, el asunto ha quedado sin definir porque se ha estado posponiendo su debate.

LUIS GARCÍA