6 de agosto de 2013 / 08:16 p.m.

 

Monterrey • El Congreso del Estado revivió este martes el tema de la prohibición de las corridas de toros en Nuevo León con un resultado similar al de la pasada legislatura, al no encontrar un consenso entre activistas y promotores de la tauromaquia sobre el destino que éstas deben tener.

La Comisión de Ecología, encabezada por el panista Francisco Treviño Cabello, citó a un total de siete organizaciones pro animales e igual número de organizaciones que buscan la permanencia de las corridas de toros, así como un juez de plaza y veterinarios, para analizar de nueva cuenta el tema de una posible prohibición en las corridas de toros.

El mismo forma parte de una de las iniciativas de ley de protección animal que se encuentran en el Congreso del estado, y que en la pasada legislatura fracasó debido precisamente a este tema, por lo que Treviño Cabello adelantó que de no llegarse a un consenso éste sería eliminado a fin de contar ahora si con una nueva ley de protección animal.

Algunas organizaciones como Amedea (Asociación Mexicana por los Derechos de los Animales) argumentaron que este tipo de espectáculos deben desaparecer porque promueven la violencia en una sociedad regiomontana ya de por si golpeada por hechos delictivos y un crecimiento en los homicidios, y la violencia con que se llevan a cabo.

Por su parte, expertos de la tauromaquia, como el juez de plaza Antonio Quiroga, señalaron que se trata de una tradición y que los toros de lidia "nacieron para eso, para ser toros de lidia".

Además negaron que se les haga algún daño al participar en las corridas de toros y hablaron de la forma en que son tratados; criticaron como no se ha puesto atención en otros animales que también son sacrificados, como los perros.

El presidente de la Comisión de Ecología, Francisco Treviño Cabello, descartó que se llegue a niveles prohibitivos como los alcanzados en la pasada legislatura, cuando se intentó aprobar una ley en la que se pedía que los toros de lidia fueran cubiertos con un velcro para que no sufrieran daños durante las corridas, y dijo que se pueden buscar alternativas como modificaciones en los reglamentos municipales sobre la duración de las mismas y las circunstancias sobre las cuales se indulta a un animal de estos.

REYNALDO OCHOA