14 de junio de 2013 / 02:43 p.m.

En la ida en el Volcán goleó 4-1 a su acérrimo rival y después con la holgada ventaja se dio el lujo de perder 2-1 la vuelta en el Tec y avanzó con marcador global de 5-3.

Ya instalado en la Final contra el líder Morelia, el Monterrey contó a su favor con el facto anímico de haber dejado en el camino a su principal enemigo. Con ése envión, el equipo de Passarella se impuso 3-1 en la batalla inicial en el Tec y con similar estrategia a la empleada en el Clásico, afrontó la vuelta y empató 0-0 para erigirse campeón de Liga por segunda ocasión en la historia del club.