13 de noviembre de 2013 / 08:18 p.m.

Fue poco antes de las 12 del mediodía de este miércoles, que la maquina revolvedora de la empresa Concreto Milenio se encontraba en las faldas del cerro del Topo chico donde se construye un fraccionamiento.

 

Escobedo.- Una llamada telefónica salvó a una mujer embarazada de  resultar lesionada, luego de que una maquina revolvedora prácticamente atravesó la casa.

Fue poco antes de las 12 del mediodía de este miércoles, que la maquina revolvedora de la empresa Concreto Milenio se encontraba en las faldas del cerro del Topo chico donde se construye un fraccionamiento.

Aparentemente  una falla mecánica hizo que se desplazara  en una pendiente  aproximadamente doscientos metros a gran velocidad por la calle Mezquital Norte y  Avellana  y terminara impactada en la segunda  planta de un domicilio.

En la casa se encontraba una mujer identificada como Vanesa Rodríguez Torres, quien minutos antes del accidente se encontraba dormida, pero su madre la llamó por lo que decidió despertar y bajar a la primera planta.

“Yo acababa de hablar con mi hija unos cinco minutos antes del accidente le marqué y me dijo que estaba dormida pero ya se iba a levantar y después de colgar a los cinco minutos me marca una vecina de ella que una maquina se había metido a la casa mi hija estaba muy asustada hasta se desmayó”. Señaló Idalia Torres

La  joven de 23 años tiene siete meses y medio de embarazo, resultó con lesiones de los vidrios de las ventanas que se quebraron con el estruendo del impacto, fue trasladada al hospital Oca.

Prácticamente los daños quedaron en toda la casa aunque el impacto fue en la parte trasera, el frente también se apreciaban daños.

Quien resultó grave es el conductor de la revolvedora identificado como   Héctor  García Serna quien quedó prensado por varios minutos y fue auxiliado por elementos de Protección Civil del estado y Escobedo y trasladado por paramédicos de cruz roja al hospital de zona.

Zyntia Vanegas