26 de julio de 2013 / 01:45 p.m.

Michoacán• Para el gobernador interino de Michoacán, Jesús Reyna, no hay ingobernabilidad en la entidad, a pesar de los hechos violentos ocurridos en la última semana, y que han dejado 41 muertos a causa de dos matanzas (en los municipios de Los Reyes y en Buenavista Tomatlán), así como varios enfrentamientos entre las fuerzas federales con criminales, además de las emboscadas que han sufrido policías federales en distintos puntos del estado.

Según Reyna, esos acontecimientos son asuntos que se circunscriben a la delincuencia y no tienen nada que ver con ingobernabilidad en el estado o con temas políticos.

Descartó la posibilidad de que se convoquen a nuevas elecciones ya que, en su opinión, eso sí generaría “desasosiego”.

Reyna respondió a las críticas de la oposición local y de la que se encuentra en la Ciudad de México: “Creo que ni siquiera que los que hablan de política estén dispuestos a ponerse el uniforme y tomar un arma para combatir a la delincuencia”, afirmó.

Dijo que este fin de semana las policías estatal y municipal reforzarán la vigilancia en todo el estado. De acuerdo con su interpretación de lo que acontece, Reyna consideró que si se mantiene la presencia de las fuerzas armadas “en cuatro meses cambiará la situación”.

Ayer hubo calma absoluta. MILENIO recorrió más de 600 kilómetros por carreteras federales, estatales y caminos de Tierra Caliente y no hubo incidentes. Lo que tampoco se apreció, fue un reforzamiento de la presencia de tropas federales, al menos no en esta zona.

De cuando en cuando aparecían un par de camionetas descubiertas del Ejército mexicano, pero solo con una docena de efectivos. No había gran movimiento de tropas.

Los retenes de los soldados fueron los habituales desde mayo. Lo que sí era más intensa era la revisión de la tropa a cualquier vehículo que le pareciera sospechoso o ante cualquiera que pareciera ajeno a la población de la zona.

La Policía Federal lo mismo: en Apatzingán, Buenavista Tomatlán, La Ruana y Tepalcatepec el convoy más numeroso encontrado se componía de cuatro camionetas y un blindado.

Los efectivos estaban alerta, de hecho, cuando el camarógrafo, el operador de Live U, el fotógrafo y el reportero rebasaron a este grupo la camioneta del frente cerró el paso y todos los efectivos descendieron fuertemente armados en medio de la carretera: no apreciaron bien la cámara de Grupo MILENIO y supusieron que podía tratarse de un arma larga.

Lo que sí reforzó la Federal fueron tres barricadas en Buenavista Tomatlán. Los efectivos aumentaron notablemente el número de costales en la carretera que va desde ahí hacia Tepalcatepec y la frontera con Jalisco. Decenas de elementos permanecían todo el tiempo en posición de combate dentro de las trincheras con sus armas largas, otros inspeccionaban vehículos al azar.

La vida en las poblaciones transcurre con normalidad, las corridas de autobuses también. Al platicar con la gente la opinión es la misma: que sí, que se refuerce la presencia de las tropas federales.

—No sé si vamos a estar más seguros con ellos, con los federales y los soldados, pero por lo menos nos sentimos más seguros. Aunque uno nunca sabe, ya ve en (el municipio colindante de Los Reyes (donde criminales arremetieron contra autodefensas que se manifestaban por la supuesta connivencia entre policías municipales y el cártel de Jalisco Nueva Generación) ,que con todo y soldados cerquita y los federales a media cuadra masacraron a los de las autodefensas —dijo un vecino de Buenavista Tomatlán, mientras su coche era revisado por los policías.

En Apatzingan hay un ambiente de tensión, ya que es zona de Los templarios, a quienes se señala como los probables agresores de los federales.

Los rostros eran serios, las miradas de desconfianza ante la presencia de fuereños, y más con cámara de televisión. Y tenían razón para estar tensos: la noche anterior hubo un par de balaceras.

JUAN PABLO BECERRA-ACOSTA M.