7 de mayo de 2013 / 11:03 p.m.

Monterrey.- • El bebé que fue raptado del Hospital Metropolitano regresó para reunirse con su madre, quien continuaba internada y, tras ser revisado por los médicos, ambos fueron dados de alta la tarde de este martes, saliendo por la puerta del personal.

Isabel Hernández Alfonso, de 38 años de edad, madre del menor, comentó que los momentos de angustia que vivió no se los desea a nadie y, tras tener a su hijo en brazos, no se despega ni un solo momento de él.

"Anoche me entregaron a mi bebé como a las 12:30, yo lo recibí; se lo entregaron a mi esposo, está muy bien, sí me lo entregaron bien; tuvo el chequeo con el pediatra, pero si la tragedia, la noticia es algo que no se le desea a nadie, estás en shock, me tuvieron que sedar y con la cirugía y la noticia encima", señaló en una entrevista vía telefónica.

Isabel no se explica cómo la mujer María de Lourdes Hernández Pérez pudo obtener al menor sin que se le solicitara al menos una identificación, al hacerse pasar por tía del niño, burlar la seguridad y sacarlo del nosocomio.

"Esa persona tenía muchos días en el hospital, personas que tenían días esperando a pacientes la vieron, la señora decía que tenía una hermana internada, pero no fue así, solo estaba checando qué encontraba y, desgraciadamente, mi esposo dio mis datos, ella estaba allí, escuchó y entró diciendo que era mi hermana, con mis datos, con mi pase y se llevó a mi bebé en una bolsa de mano".

"Por ese lado, es muy poca la seguridad: es ilógico que pidas un pase y no te pidan identificación; en realidad no hemos tenido contacto con ella, a mi esposo lo llevaron para que la identificara si era ella y ya nos entregaron al bebé", mencionó.

La madre de familia comentó que agradece que la mujer no le hiciera daño al pequeño y lo regresara con bien.

"Yo, créame que no sé sus motivos que tuvo para hacer eso, pero qué bueno que no le hizo daño, yo tenía miedo que le hiciera algo al sentirse acorralada, yo estoy muy agradecida con todos, porque hicieron todo lo posible por recuperar a mi bebé", indicó.

Aunque durante estas horas por su mente pasó lo peor y se hizo muchas preguntas, aseguró que ahora lo importante es que su hijo se encuentra bien y del resto se encargará la policía.

"Créame que sí estaba molesta y te preguntas por qué a ti, y le puede pasar a cualquier persona; sí molesta, pero confiaba en las autoridades que estaban haciendo todo lo posible".

"Estoy que no quiero ni abrir la puerta, no quiero que nadie se le acerque; aquí me lo van a dejar el tiempo que yo esté en el hospital", mencionó.

El pequeño lleva el nombre de Ricardo de Jesús, se encuentra muy bien junto a su madre y bajo el cuidado de los médicos.

"Se llama Ricardo de Jesús, ya teníamos planeado ese nombre porque es un milagro, siempre fue un milagro, pesa tres kilos 270 gramos, mide 52 centímetros", señaló.

"Ahorita estoy bien, ayer fue un día que no le deseo a nadie; ya gracias a Dios estoy tranquila, pero sí tengo miedo de salir, no sea que me lo vuelvan a robar", dijo la madre de familia.

Al cuestionarle si pondrán denuncia contra el hospital ante lo sucedido, señaló que no, ya que solo le importa tener a su bebé y esto pudo pasar en cualquier hospital.

"No creo, lo importante es que ya recuperé a mi bebé, hasta con la mejor seguridad puede pasar, nadie está exento, yo creo que las autoridades se van a encargar, lo importante es que ya está el bebé", concluyó.

La mañana del martes Isabel se encontraba bien de salud, pero, ante tantas emociones, tuvo que ser revisada por los médicos, quienes la dieron de alta a las 16:00 horas, salió por la puerta del personal, apoyada por enfermeras, abordaron un vehículo taxi y partieron con rumbo a su domicilio, en Salinas Victoria.

ZYNTIA VANEGAS