11 de abril de 2013 / 04:18 p.m.

General Terán.- • El fenómeno que ha provocado la sequía para este 2013 en algunos municipios del estado, ha dejado como consecuencia una serie de situaciones que viven cientos de trabajadores de huertas de naranjas y ranchos ganaderos.

Ellos estarían ante la falta de agua, amenazan con cerrar su actividad laboral, de no presentarse lluvia a más tardar en mayo o contar con apoyo del Gobierno para solventar las pérdidas que se han registrado al momento.

Lo anterior estaría generando que decenas de familias se quedaran sin un sustento diario ya que a la vez los trabajadores de grandes propiedades serían despedidos, al no haber sustentabilidad para seguir operando ranchos con cientos de cabezas de ganado, que serían vendidas para su sacrificio y huertas de naranjas cuyos árboles se secan y mueren poco a poco.

Trabajadores de varios ranchos del municipio de General Terán manifestaron que la amenaza de sus patrones tiene algo en común, de no llover para el mes de mayo serán despedidos ya que la operación de los ranchos no es costeable y de forma contraria se complica cada día el poder seguir trabajando sin no hay agua.

Actualmente algunos productores de cítricos y ganaderos de esta localidad han implementado una serie de estrategias con la finalidad de rescatar su patrimonio, pero desafortunadamente la sequía se ha convertido en un enemigo invencible que poco a poco se apodera de miles de hectáreas de terreno poco utilizables para cualquier actividad.

UBALDO REYNA