12 de agosto de 2013 / 10:19 p.m.

Será apenas la segunda vez las dos potencias se enfrentan desde que la Argentina de Diego Maradona dejó a Italia con las ganas de ganar la Copa Mundial celebrada en ese país en 1990 al derrotarla por penales en las semifinales.

El encuentro se disputará en el estadio Olímpico de Roma, donde Argentina fue estruendosamente abucheada en la final del 90 con Alemania. Pero se espera un clima mucho más cordial tomando en cuenta que se trata de un amistoso en homenaje a Francisco.

Antes del encuentro, los dos planteles serán recibidos por el papa en la audiencia general de los miércoles. Se anticipa que Francisco, un fanático del club San Lorenzo, no asistirá al partido.

La idea del partido fue del técnico de Italia Cesare Prandelli.

"Me vino de repente, luego de ver al papa Francisco y de sus primeras presentaciones en público", comentó recientemente Prandelli a La Gazzetta dello Sport. "Generó un enorme apoyo. De inmediato pensé en 'sus países", Italia y Argentina. Dos equipos que salen juntos, desde el mismo hotel, para participar en una audiencia con el papa llena de júbilo".

Luego de meses de conversaciones, las federaciones de los dos países lograron encontrar una fecha para disputar el encuentro.

La única vez que las dos selecciones se midieron después del mundial del 90, Argentina ganó 2-1 en otro amistoso en Roma.

En otros amistosos a disputase el miércoles, España visitará a Ecuador, Brasil a Suiza y Uruguay a Japón, en tanto que Inglaterra recibirá a Escocia.

Argentina podría echar de menos a Lionel Messi, quien se repone de un tirón en la pierna izquierda y no jugó el último partido de la gira asiática de Barcelona contra Malasia este fin de semana.

Para Italia será su primer encuentro desde que terminó tercera en la Copa de las Confederaciones. Mario Balotelli figura en el plantel pese a que tiene una molestia en la pantorilla y también está disponible el jugador de origen argentino Pablo Osvaldo, quien fue convocado nuevamente luego de superar un entredicho con Prandelli.

Neymar, nuevo compañero de Messi en el Barsa, estará seguramente en acción en el duelo entre Brasil y Suiza en Basilea. El técnico Luis Felipe Scolari convocó a 19 jugadores que estuvieron en la Copa de las Confederaciones, que Brasil ganó mostrando un equipo sólido en todas sus líneas, aunque sin derrochar mucho jogo bonito.

El partido de Inglaterra con Escocia está marcado por los rumores en torno a Wayne Rooney. El delantero de Manchester United ha dicho que quiere cambiar de aires porque ya no es titular indiscutido en su club y no estuvo en el partido del fin de semana con Wigan por la copa Community Shield debido supuestamente a molestias en un hombro.

Pero fue convocado por el técnico Roy Hodgson, quien dijo que en los entrenamientos no percibió problema físico alguno en Rooney y dio a entender que lo usará ante Escocia.

Luis Suárez, otro que quiere irse de su club, Liverpool, estará presente en Uruguay contra Japón. No tendrá a su lado a Edinson Cavani, flamante incorporación del París Saint Germain en la transferencia más cara del receso invernal y quien está descartado por una lesión.

Gareth Bale, cuyo publicitado pase del Tottenham a Real Madrid sigue en veremos, jugará su primer partido en casi un mes cuando Gales enfrente a Irlanda en Cardiff. El delantero viene de una lesión.

Ap