19 de mayo de 2013 / 09:06 p.m.

Tras el empate del líder el sábado en el inicio de la 14ta. fecha, River tenía una inmejorable ocasión de colocarse a una unidad ante un equipo que está prácticamente condenado al descenso. Sin embargo, entre la mala actuación defensiva de la primera mitad en la que se encontró en desventaja 0-2 y la falta de definición, apenas sumó un punto.

Previamente, Independiente 3-1 a San Martín y dio un paso decisivo en su afán por mantenerse en la primera división.

River salió a jugar golpe por golpe, y si bien amenazaba constantemente el arco rival, quedaba desguarnecido atrás y para peor retrocedía sin orden. Así, tras desperdiciar un par de situaciones, en nueve minutos recibió dos goles.

A los 25, Una buena jugada de Juan Ignacio Cavallaro desembocó en el tanto de Andrés Franzoia. Y a los 34, en un gran contragolpe que inició el arquero Oscar Limia e incluyó nueve pases terminó en una gran definición de Cavallaro.

El descuento llegó dos minutos más tarde, cuando Carlos Sánchez envió un centro desde la derecha y Rogelio Funes Mori, que había iniciado la jugada en la izquierda, cabeceó al gol anticipando a toda la defensa.

A los 41, Marcelo Barovero le contuvo un penal a Franzoia y le dio vida a River, que salió con todo a buscar el empate, aunque éste tardó en llegar por la gran tarea de Limia. Recién a los 83 igualó Rodrigo Mora, de cabeza tras centro de Gabriel Mercado. Pero no le alcanzó el tiempo para el empate.

"Regalamos los primeros 45 minutos, no salimos a jugar con la actitud necesaria", admitió Lionel Vangioni. "Sabíamos que teníamos que ganar para seguir arriba en el campeonato, pero por cómo se dio el partido que empezamos perdiendo 2-0, el punto es importante. Vamos a seguir peleando".

En su estadio de Avellaneda, Independiente tuvo que apelar a todos sus recursos anímicos, ya que en un partido con muchos nervios por todo lo que estaba en juego a los dos les costó generar peligro por la vía del juego asociado.

Con más empuje que fútbol, Independiente se adelantó 2-0 con goles de Fernando Godoy y Juan Caicedo, su primero en el fútbol argentino. Todo parecía estar bajo control hasta que a los 57 tras gran jugada de Jorge Luna, descontó Humberto Osorio. El conjunto sanjuanino se animó y puso a Independiente contra las sogas.

Cuando los nervios se adueñaban de todo el estadio, dentro y fuera del campo de juego, llegó el gol de la tranquilidad: Caicedo, a pura potencia, estableció el 3-1 final.

"Estoy orgulloso de mis jugadores, vamos por el camino correcto, pero tenemos que seguir batallando", sintetizó el entrenador del Rojo Miguel Brindisi.

Aunque sigue en zona de descenso, el "Rojo" se acercó a Argentinos Juniors, que juega el lunes, y a Quilmes, que el viernes igualó con Newell's, además de alejarse de los sanjuaninos, sus más próximos perseguidores.

Más tarde jugaban All Boys-San Lorenzo.

La fecha había comenzado el viernes con Arsenal 1, Racing 0. Continuó el sábado con Atlético Rafaela 0, Estudiantes 2; Godoy Cruz 3, Vélez Sarsfield 1; Quilmes 1, Newell's 1; y Boca Juniors 1, Colón 0. La fecha finalizará el lunes con Argentinos Juniors-Belgrano y Tigre-Lanús.

Newell's lidera el certamen con 29 puntos. Lo siguen Lanús (27); River (26); Godoy Cruz y Arsenal (23); Quilmes y Atlético Rafaela (21); San Lorenzo (20); Racing e Independiente (19); Belgrano, All Boys y Tigre (16); Colón (15); San Martín y Estudiantes (14); Boca y Unión (13); Vélez (11); y Argentinos (7).

Ap