6 de septiembre de 2013 / 03:06 a.m.

Sin lucir y lejos de cambiar la imagen en cuanto al juego, River Plate empató el jueves 0-0 ante San Lorenzo y se clasificó a los octavos de final de la Copa Sudamericana.

Al "Millonario" le sirvió el gol anotado como visitante en la victoria 1-0 en el partido y en la siguiente instancia enfrentará a Liga de Loja de Ecuador, que dejó en el camino a Nacional de Uruguay, tras empatar 0-0 en el primer encuentro y ganar 1-0 en el de vuelta. La Conmebol aún no determinó las fechas para la llave.

En un partido discreto y repleto de errores, San Lorenzo fue ampliamente superior durante los 90 minutos. Con una actitud agresiva y la pretensión de dar vuelta la serie, los dirigidos por Juan Antonio Pizzi pusieron en problemas en varios momentos al conjunto de Ramón Díaz.

El único responsable de que el arco de River se mantuviera intacto fue el arquero Marcelo Barovero, quien salvó varias situaciones de gol y fue la gran figura del partido.

Las más claras fueron para el delantero Nicolás Navarro. A los 47 minutos, sacó un gran remate de tiro libre que primero desvió Barovero y luego pegó en el travesaño. A tres minutos del final, falló un mano a mano tras una gran habilitación de Leandro Romagnoli. Sobre el final del encuentro, Pablo Alvarado, de San Lorenzo, fue expulsado por un forcejeo ante Carlos Carbonero.

River, que atraviesa un momento complicado en el torneo Inicial del fútbol argentino, con sólo cuatro puntos y en el 16to lugar, presentó un equipo cuidadoso y más bien mezquino, con más jugadores defensivos que ofensivos. El sistema que Ramón Díaz puso en cancha tendió a cuidarse y no arriesgar. Al fin y al cabo, fue una estrategia que le funcionó: aunque estuvo lejos de cambiar la imagen, logró que su rival no le hiciera goles en 180 minutos, para acceder a la siguiente instancia.

"Se va a seguir hablando de cómo jugamos pero la realidad es que nosotros somos los que seguimos en torneo", dijo el volante de Rivera, Leonel Vangioni, tras el partido.

Ap