2 de junio de 2013 / 11:32 p.m.

 

 Monterrey.- • Con tristeza por ver los problemas principalmente financieros que aquejan al municipio de Guadalupe, el exalcalde Juan Francisco Rivera Bedoya consideró que tres años no serán suficientes para que el alcalde César Garza Villarreal resuelva la situación.

A siete meses de haber tomado la presidencia municipal, los conflictos con diversas empresas proveedoras por adeudos millonarios y conflictos con centrales obreras han marcado la administración del priista.

Ante esto, el también ex diputado federal mencionó que existen otros municipios con el mismo problema financiero, pero en Guadalupe la situación se ve más complicada.

“Es difícil, un período de tres años sin recursos; con que no se endeude más, yo creo que haría bastante, porque no solo ese municipio, hay bastantes que están en las mismas condiciones; como exalcalde, sí quisiera que le fuera mejor a esta administración”, dijo.

Subrayó que esto proviene de pasadas administraciones que ahora Garza Villarreal tendrá que resolver con el uso de su experiencia.

“Le está tocando arrastrar grandes problemas, yo creo que va a batallar su administración, sin embargo, confiamos en que su experiencia como contador público lo haga resolver esos grandes problemas, pero sí es lamentable lo que está sucediendo”, mencionó.

Si bien, los problemas que enfrenta son grandes, el exalcalde de Guadalupe consideró los primeros siete meses de la administración de Garza Villarreal como buenos.

“Vemos una serie de problemas complicados, sobre todo presupuestales, necesidad de obra pública, se ha hecho un trabajo aceptable en materia de seguridad, se ha estado mejorando, pero hay muchísimas obras que se necesitan y parece que los recursos no son suficientes para cubrir las necesidades de una población de más de 800 mil habitantes; necesitamos aplicar más esfuerzo para sacarlo adelante”, puntualizó.

Actualmente, el municipio de Guadalupe tiene un adeudo con proveedores de más de 300 millones de pesos, herencia de la administración pasada, encabezada por la ahora senadora Ivonne Álvarez, sin tener un plazo específico para su liquidación.

Sandra González