26 de junio de 2013 / 01:28 a.m.

Los Clippers formalizaron el martes la contratación de Rivers, quien ha sido campeón de la NBA y debió gestionar su transferencia desde los Celtics de Boston, un proceso que implicó semanas de negociaciones y algunos tropiezos. Rivers ocupará también un puesto prominente en la directiva de los Clippers.

Boston recibirá una selección de los Clippers en la primera ronda del "draft", a cambio de Rivers, quien tuvo un récord de 416-305 durante sus nueve temporadas con los Celtics. El equipo se coronó en 2008.

Es probable que Boston dedique los próximos años a reconstruir su envejecido plantel, y Rivers aprovechó la oportunidad para tomar las riendas de uno de los equipos jóvenes más interesantes de la liga.

Los Clippers vienen de la mejor temporada regular en la historia de la franquicia, con una nómina basada en Blake Griffin y Chris Paul, quien podría declararse agente libre.

El equipo californiano presentará oficialmente a Rivers este miércoles, en una conferencia de prensa.

Rivers podría ser el entrenador mejor remunerado de la NBA. Su nuevo contrato sería similar a lo que restaba de su convenio con los Celtics: tres años y casi 21 millones de dólares.

El dueño de los Clippers, Donald Sterling, esperará que semejante inversión aporte resultados impresionantes. Parece que esta franquicia, durante mucho tiempo el hazmerreír de la liga, tiene el mejor plantel de su historia, en caso de que renueve el contrato con Paul, quien está en condiciones de firmar por cinco años y 108 millones de dólares en julio.

Se espera que Paul permanezca con los Clippers, y la llegada de Rivers podría reforzar los argumentos a favor de esa decisión.

Rivers, de 51 años, reemplaza a Vinny del Negro, a quien no se le renovó el contrato pese a una foja de 56-26, que incluyó la conquista del título de la División del Pacífico. Del Negro es el único entrenador de los Clippers en 35 años que ha tenido más victorias que derrotas en dos campañas seguidas.

Durante su carrera de 13 años en la NBA, Rivers jugó una temporada con los Clippers, la de 1991-92.

Ap