26 de octubre de 2013 / 02:50 p.m.

Un joven que acompañaba al delincuente, identificado como David de León de León de 25 años de edad, fue quien dio aviso a las autoridades sobre lo ocurrido en la Carretera Nacional a la altura de La Rioja.

 

Monterrey.- Colgado por casi cuatro horas, terminó un ladrón que junto con un cómplice que huyó, pretendieron apoderarse de cable de cobre y un transformador de energía eléctrica, luego de que el aparato le prensara una de las manos contra el poste de concreto donde se encontraba trepado.

 El lesionado identificado como David de León de León de 25 años de edad y su cómplice, un sujeto apodado “El Choco” llegaron cerca de las 05:30 de la mañana a un lote baldío que se ubica muy cerca de la colonia Las Estancias, donde entraron entre el monte y subieron al poste con la intención de cometer el robo, aunque nunca se imaginaron que algo saldría mal, y uno de los dos terminaría en un hospital.

Sin embargo fue hasta las 08:30 cuando el cómplice apodado “El Choco” aviso a las autoridades sobre el hecho, originándose toda una movilización de los cuerpos de auxilio, de Protección Civil de Monterrey, del estado, cruz verde y elementos de la Comisión Federal de Electricidad, para iniciar las labores de rescate, en el lote ubicado sobre la avenida Las Estancias de la colonia Las Estancias que está ubicada frente al sector de la Rioja en la carretera Nacional.

Por lo accidentado del accidente, los elementos de Protección Civil tuvieron que utilizar algunas sierras para abrirse paso entre la maleza, para luego ya bajo el poste, primero asegurar el perímetro y evitar que el transformador fuera a caer y lesionada a alguno de los rescatistas.

Posteriormente los elementos estatales, lograron subir con escaleras, para colocar un “pañal” al ladrón lesionado, un dispositivo que se utiliza en este tipo de rescates para asegurar al herido y evitar que cayera desde lo alto del poste.

Luego con algunas maniobras apoyados por los elementos de la CFE, lograron mover un poco el transformador para tratar de liberar la mano del ladrón que se encontraba atrapada bajo los 500 kilos del aparato.

Minutos después el joven fue bajado con todas las precauciones, para evitar dañar más su mano, la cual presentaba algunas fracturas y para asegurar que el trasformador no cayera al vacío, siendo apoyados por elementos de la cruz verde de Monterrey, quienes lo inmovilizaron para llevarlo al hospital universitario.

“Nos queríamos robar el cobre, pero cuando ya habíamos quitado las líneas, de repente el transformador se cayó y le prensó el brazo, por eso ya no me pude mover, pero mi camarada “el Choco” se fue a pedir auxilio porque yo no me podía bajar por eso estaba aquí” dijo el ladrón al ser entrevistado.

El sujeto fue llevado de emergencia al hospital universitario donde permanecerá con custodia de las autoridades para que responda por los delitos que le resulten de este hecho, ya que al parecer se trata de delitos del fuero federal porque los daños fueron ocasionados a la paraestatal.

Alberto Vázquez