26 de octubre de 2013 / 06:53 p.m.

México.- El italiano Roberto Benigni, quien ha destacado en el Séptimo Arte como actor, productor y director, festejará este domingo su cumpleaños número 61 recordado por el filme que le dio reconocimiento internacional, "La vida es bella", el cual continúa como referente dentro del cine. 

"La vida es bella" (1997), cinta por la que el artista ganó un Oscar, presenta una historia de amor en la época de la Alemania nazi, en la que fueron exterminados miles de judíos por órdenes de Adolfo Hitler. 

Roberto Remigio Benigni, nacido el 27 de octubre de 1952 en un pueblo de la Toscana, Italia, es considerado el más popular de su país en su ámbito, en las dos últimas décadas del siglo XX. 

El artista es famoso por sus cómicas interpretaciones, simpático rostro y su flexibilidad gestual, por lo que ha sido comparado con Charles Chaplin y Buster Keaton. 

Benigni inició su carrera actoral en obras vanguardistas en los teatros de Roma, donde pronto destacó como uno de los cómicos nacionales más importantes. 

Participó con éxito en la televisión y debutó en 1976 en el cine, género en el que se inició con películas como "Il pap?occhio", "Il minestrone" y "Una mujer singular" (1979), dirigida por Constantino Costa-Gavras; "La Luna" (1979), de Bernardo Bertolucci y "Camas calientes" (1979), entre otras.

En 1983 Benigni incursionó en la dirección del Séptimo Arte con "Tu mi turbi", filme al que le siguió "Non ci resta chepiangere", que protagonizó Massimo Troisi. 

En 1985 realizó "Tutto Benigni", que es un resumen de sus intervenciones teatrales. Más tarde actuó en "La voz de la Luna", de Federico Fellini. 

Posteriormente contrajo matrimonio con Nicoletta Braschi; ambos se desempeñan en el mismo oficio y han colaborado en filmes estadunidense del productor Jim Jarmusch, como "Bajo el peso de la ley" (1986). 

En 1993 interpretó al hijo ilegítimo del inspector Clouseau en una nueva producción cinematográfica titulada "El hijo de la Pantera Rosa", de la popular serie. 

Además ha escrito los guiones de varios de sus filmes, entre otros "Johnny Palillo" (1991), que co-protagonizó junto con su esposa Braschi. 

En 1998 decidió probar suerte nuevamente detrás de cámaras, lo cual hizo con la aclamada película "La vida es bella", que narra una historia en un campo de concentración, y por la que obtuvo gran reconocimiento. 

Además del Oscar a Mejor Actor, recibió el Premio del Jurado en el Festival de Cannes, Francia, así como el aplauso de la crítica especializada y el público del mundo entero. 

En 1999 actuó en el popular filme francés "Astérix y Obélix contra César" (1998). Tras el cual, Benigni representó en 2002 a Italia, con su filme "Pinocho", en la carrera por el Oscar a la Mejor Película Extranjera, y en 2003 regresó nuevamente a la pantalla con "Coffe and cigarettes". 

Para 2002 intervino como director y actor de "Pinocchio", una nueva versión de la novela de Carlo Collod, en la que Benigni compartiría escena con su esposa Nicoletta Braschi. 

Un año más tarde participó en el filme "Coffe & cigarettes", dirigida por Jim Jarmusch, en la que se mostrarían 11 historias en la que se ve a los personajes discutiendo sobre temas cotidianos mientras beben café y fuman; colaboraron artistas como Alfred Molina, Bill Murray, Iggy Pop, entre otros. 

Benigni volvió a destacar con su trabajo en dirección al filmar "El tigre y la nieve", película mostrada en 2005. Ahí, el actor volvió a laborar al lado de su esposa, donde él interpretó a un poeta llamado "Attilio de Giovanni". 

En 2006, un representante de la Universidad de Princenton vio al protagonista de "La vida es bella" exhibiendo sus conocimientos sobre Dante Alighieri en una obra de teatro y quedó tan impresionado que decidió contratarlo como docente para un seminario de cinco meses en esa institución. 

A lo largo de su trayectoria ha destacado como cineasta y director, por lo que ha recibido diversos premios y reconocimientos. Inclusive, estuvo nominado al Premio Nobel de Literatura por sus recitaciones de la "Divina Comedia", de Alighieri. 

Asimismo, fue laureado con el Honoris Causa en Filosofía Moderna, por la Università della Calabria. 

Para 2012 participó en el filme "De Roma con amor", del realizador Woody Allen y preparó un "show" especial, el cual estrenó en diciembre de ese año. 

Benigni se trasladó al norte de Europa varios días para centrarse, lejos del bullicio y las inevitables peticiones de entrevistas, en su regreso con bombo y platillo a la televisión para un evento que el artista italiano nombró "el más hermoso del mundo" y el cual dedicará a la Constitución italiana.

Notimex.