MMDEPORTES
6 de mayo de 2014 / 06:11 a.m.

Roberto Rivelino, ex jugador brasileño nacido el 1 de enero de 1946 en Sao Paulo, Brasil. Jugaba como mediocampista de características ofensivas.

Jugó en Corinthians (1965-74), Fluminense (1974-1978) y Al Hilal de Arabia Saudita (1978-81), donde siempre destacó por su gran disparo de pierna izquierda, tanto en jugada, tiro libre y penal.

Ganó el Torneo Río-Sao Paulo en 1966 con Corinthians. Dos Campeonatos Carioca, 1975 y 1976, con Palmeiras y tres Campeonatos Nacionales de Arabia Saudí en 1979, 1980 y 1981 con Al Hilal.

Pero sin duda su mejor momento como futbolista lo vivió con la Selección de Brasil. Vistió la verde amarela por primera vez en 1965, a los 19 años, pero fue a partir de 1968 cuando empezó a ser más convocado.

En el Mundial de 1970, portando el dorsal 11 y jugando en la punta izquierda, alcanzó la mayor gloria de su carrera, la obtención de la Copa del Mundo.

Cabe destacar que en esta justa mundialista hizo tres goles sobresalientes: en el estreno contra Checoslovaquia, en cuartos de final contra Perú y en la semifinal frente a Uruguay.

Sin embargo no le fue también en los siguientes dos mundiales que participó. En Alemania 1974 terminó apenas en cuarto lugar. Cuatro años más tarde, en Argentina 78, quedaron terceros.

En total jugó 92 partidos con la Canarinha y anotó un total de 26 goles.

Curiosidades

*Cuando fue contratado por Corinthians Rivelino declaró: "El Corinthians me acogió con los brazos abiertos y me permitió conquistar todo lo que conquisté en la vida. Fue mi segunda casa".

*Se popularizó como inventor del "regate de la viborita", pero él siempre insistió en que aprendió de Sérgio Echigo, un jugador de origen japonés con el que jugó en los juveniles del Corinthians.

*Durante la Copa Mundial en México 1970, se ganó otro de sus muchos apodos, 'Patada Atómica', en referencia a la fuerza increíble con la que chutaba desde fuera del área.

*En 1974 perdió una final de Campeonato Paulista ante el Palmeiras, y tras la derrota Rivelino agarró su mochila y se marchó a casa a pie, en medio de la multitud, con la cabeza baja.

Los hinchas se descargaron contra él y tan mal se sentía que dijo: "fue la mayor tristeza de mi vida", y hasta llegó a declarar que cambiaría el título mundial del 70 por aquel trofeo paulista. "Lo cual es absurdo, está claro. Pero en el calor del momento, la gente dice esas cosas. No sé, creo que realmente no estaba en mi sino ser campeón con el Corinthians", señalaría después.

*Cuando fichó por el Fluminense se estrenó en un amistoso contra el propio Corinthians en el Maracaná ante más de 100 mil personas. A la postre el Flu ganaría por 4-1, con tres goles de Rivelino.

*Tan popular era su técnica en la pierna zurda que hasta Diego Maradona llegó a confesar admiración por el brasileño.

"Yo era chico y asistía a los partidos de Brasil. Pelé iba para un lado y a mí no me importaba: miraba para el otro, para donde iba Rivelino. Él era todo lo que yo quería ser como jugador de futbol: los regates perfectos, los pases precisos, el tiro imparable... Y todo lo hacía siempre con la pierna izquierda. La derecha podía estar muerta, pero la izquierda hacía de todo. Me parecía lindo", señaló el Pelusa.

Aquí una de sus fintas:

 

Aquí un ejemplo de su potencia en la pierna izquierda:

 

Aquí el resumen del campeonato Mundial de 1970: