2 de abril de 2013 / 01:27 p.m.

Monterrey • El robo de autos en el estado de Nuevo León ha bajado 70 por ciento respecto al año pasado y casi 77 por ciento en comparación con 2011; una correlación de cifras que según las autoridades estatales demuestra que el combate a la inseguridad y crimen organizado fue determinante para que se lograra esta caída en los últimos meses.

“"Actualmente estamos registrando 13 vehículos robados por día, un resultado muy satisfactorio que se diferencia de los 73 documentados durante cada jornada de 2011 y que nos remonta a los datos de hace seis años, cuando en 2006 los robos eran similares a los de hoy"”, aseguró Jorge Domene Zambrano, jefe de la Oficina Ejecutiva del gobernador del estado, Rodrigo Medina de la Cruz.

Según la página web de la Procuraduría de Justicia de Nuevo León, durante marzo fueron recibidas 410 denuncias de robo de vehículo, las cuales, sumadas a las 377 de febrero y a las 408 de enero, dieron un total de mil 195 en los primeros tres meses del año.

En ese mismo lapso se recibieron 3 mil 907 denuncias (2012); 5 mil 139 (2011), y 3 mil 342 en 2010, para un promedio diario de robo de autos, respectivamente, de 42.93, 57.1 y 37.13 unidades.

El descenso es más perceptible si se remite específicamente a las cifras mensuales, ya que de mil 103 denuncias que se interpusieron en marzo del 2012, pasó a 410 en 2013, un descenso del 63 por ciento. Respecto a 2011, cuando la cifra llegó a mil 743; la disminución respecto a 2013 fue de 76.5 por ciento.

“"La estrategia integral que seguimos desarrollando se basa en la coordinación de las fuerzas federales de los diferentes municipios con acciones especificas en yonques, puntos de venta de autopartes, taxis piratas, retenes y diferentes acciones que apuntan a conformar una fuerza de vigilancia efectiva”, definió Domene Zambrano y concluyó: “"Con los resultados a la vista y entendiendo que tenemos un parque vehicular mayor, no hay dudas que el esfuerzo ha sido muy significativo"”.

Más viejo, más proclive

Dentro de las curiosidades encontradas en los registros, destaca que las denuncias durante el reciente mes de marzo demostraron que los modelos de auto más robados fueron los de 1993, con 23 unidades, seguidos por los de 1994, con 22, y los de 1992, con 21.

Con las vacaciones de Semana Santa como referencia más reciente, las estadísticas fluctuaron, demostrando que la tendencia a días tranquilos durante esas fechas se siguen manteniendo con el paso de los años y la centralización de las cifras negras siguen acumulándose en las áreas más pobladas.

“"Hay que entender que el 85 por ciento de la población vive en la zona metropolitana y la relación con los robos es directamente proporcional a ese número. Por eso la estrategia es atacar esos puntos ante una problemática que tiene una incidencia del 80 por ciento en dicha cuadrícula"”, aseguró.

Datos oficiales también establecen que de los 13 robos diarios a vehículos durante 2013, apenas 30% se realiza con violencia. Un porcentaje directamente opuesto a los años anteriores, cuando el 70% era la media usual de las amenazas registradas con armas de fuego, golpes, o maltratos a la hora de la sustracción del vehículo.

“"Lo compararía con el proceso de adelgazar. Ya que llegamos a un punto donde seguir bajando será muy difícil, los nuevos desafíos los dirigimos hacia las comparaciones obligadas con ciudades equivalentes a Monterrey. Nos queda claro que la meta debemos ponerla en seguir reduciendo los márgenes de violencia en los hurtos y así marcar una diferencia importante"”.

Y ventas suben 5%

La disminución de robos a vehículos ha decantado en visibles mejoras sobre los índices de compra en el sector automotriz al aumentar 5.1 por ciento la venta de carros ligeros durante el primer trimestre de este 2013.

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) confirmó estos números a MILENIO Monterrey remarcando que Nuevo León continúa posicionado en el escalafón número cuatro a nivel nacional, con 9 mil 352 unidades vendidas y una preferencia por el segmento de los subcompactos, que llega a las 2 mil 901 ventas para un total de 6 mil 192 automóviles. Un índice muy superior al nicho de las camionetas, que apenas llega a las 3 mil 160.

En el rubro de vehículos asegurados, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) documentó que la baja en los robos fue significativa para finales de 2012 (50 por ciento en comparación con2011) y marcó una tendencia que continúa hasta la actualidad y que corta la progresiva ola de asaltos que comenzó a registrarse en 2007 (4 mil 318 robos) y tuvo su pico en 2011 con 13 mil 630.

REDACCIÓN