3 de noviembre de 2013 / 05:21 p.m.

Monterrey.- Como cada año, desde temprana hora los dolientes acuden a los diferentes panteones a recordar a quienes han tenido que dejar esta vida para colocarles un arreglo, una corona, una veladora para venerar a esos pequeños seres que ya se fueron y que el día 1 de Noviembre se les festeja.

Sin embargo la queja de muchos de los que acudieron al Panteón Municipal fue el robo de adornos de las tumbas, las cercas para venderlas quizás como fierro viejo de quienes aprovechan el esfuerzo que realizan las familias para cambiar la imagen de los sepulcros en estas fechas.

DENISSE MESTA