Denisse Mesta
11 de septiembre de 2013 / 01:51 a.m.

José Refugio Muñoz, director de la Canacar, declaró que en las últimas fechas ha habido un repunte importante de hurtos contra transportes de carga pesada, sin embargo no se tiene un estimado de las pérdidas que se han generado.

 

Monterrey • Debido a que el robo a vehículos pesados se ha incrementado en los últimos años, José Refugio Muñoz López, director de la Cámara Nacional de Autotransportes de Carga (Canacar), informó que está pensando en reactivar el Programa Nacional de Seguridad de Carreteras.

Indicó que se está trabajando con la Comisión Nacional de Seguridad para bajar los índices delictivos en las carreteras mexicanas, por lo que ya se le está dando prioridad a las zonas que registran más transgresiones.

"Estamos trabajando con la Comisión Nacional de Seguridad, sobre todo estamos atendiendo aquellos puntos en los que se están presentando una mayor incidencia"

Declaró que en las últimas fechas ha habido un repunte importante de hurtos contra transportes de carga pesada, sin embargo no se tiene un estimado de las pérdidas que se han generado.

"Tenemos el dato sólo de carreteras federales porque hay una gran incidencia, sobre todo en las carreteras estatales y en las ciudades que no tenemos los registros

"En este mes se nos ha incrementado de manera muy importante lo que es el robo", puntualizó Muñoz.

Las carreteras en las que más robos se registran contra transporte pesado son las que se encuentran en los límites de: Estado de México, Querétaro, Zacatecas, Tamaulipas y Veracruz.

El funcionario informó que las rutas en las que se registran más atracos son: Michoacán, de Irapuato a Lázaro Cárdenas; la carretera de Reynosa a Nuevo Laredo; Reynosa, Matamoros y Río Bravo en Tamaulipas; y de Monterrey a Matamoros y Ciudad Victoria.

Señaló que los tipos de carga que corren más riesgo son los automóviles, en la ruta de Irapuato a Lázaro Cárdenas peligran los productos petrolíferos, y los refrigerados de Monterrey a la frontera con Estados Unidos.

Durante el 2010 se tuvo un incremento del 30 por ciento en los robos de transportes de carga, registrándose poco más de 250 denuncias.