OMAR BRITO Y ADRIANA ESTHELA FLORES
27 de abril de 2013 / 08:01 p.m.

Ciudad de México • Manifestantes, que se dijeron estudiante de distintas facultades de la UNAM, instalaron una mesa vacía en la que simbolizan el llamado al diálogo a las autoridades de esta institución.

Los manifestantes trazaron a mano el escudo de la Universidad en un cartel que colocaron como mantel en este mueble, que tomaron de uno de los salones junto con una silla.

Durante el día han continuado los debates de quienes acuden al plantón para expresar tanto rechazo como apoyo.

Incluso hubo conato de enfrentamiento cuando un joven, que aseguró ser estudiante de derecho, brinco el cerco en rechazo de la toma de rectoría. De inmediato fue rodeado por los encapuchados quienes colocaron mantas para que los medios no pudieran ver la discusión.

Entre empujones, los embozados acusaron que era un porro que había sido enviado a provocar y que estaba en estado de ebriedad. Mientras el "invasor" acusaba que lo habían golpeado detrás de las mantas.

Finalmente salió y se encontró con otro compañero que lo acompañaba, quien sin identificarse mostró una credencial para comprobar que es estudiante.

Antes, también hubo roces entre padres de familia y embozados. Alicia Ortiz, profesora de la facultad de ciencias políticas, dijo que en su mayoría, la comunidad universitaria esta en contra de la toma de la rectoría, aunque, aclaró, que hablaba a título personal. Esto provocó la molestia de los embozados quienes gritaban reclamos en su contra, en contra del rector José Narro y de los medios de comunicación.

Más tarde, Enrique Cisneros, quien dijo que es integrante de la organización Cleta UNAM, acuso al rector Narro de no apoyar a los jóvenes y permitir que los CCH's vayan perdiendo su nivel y llamó a que las autoridades dialoguen y no opten por un desalojo violento.