3 de mayo de 2013 / 12:37 a.m.

El problema es que sus compañeros de equipo no han estado a la altura para quitarle presión a la estrella del equipo, y los Rockets han ganado ambos juegos.

Houston ha reducido la ventaja del Thunder a 3-2 en la serie y busca convertirse en el primer equipo en la historia de la NBA en remontar de un déficit de 0-3 para ganar una serie a ganar cuatro juegos.

Es muy probable que sigan enviando dos o tres defensores contra Durant y desafiar a otros jugadores a vencerlos en el sexto partido de la serie de primera ronda el viernes en Houston.

Si bien no ha sucedido en los últimos dos juegos, el entrenador del Thunder, Scott Brooks, confía en que Durant tendrá más ayuda a la ofensiva el viernes.

"Estamos teniendo tiros de campo sin marcación defensiva", dijo Brooks. "Si podemos lograr esos mismos tiros, me siento muy confiado en que nuestros jugadores van a mejorar y encestar esos disparos. Esos son los mismos tiros que ellos han encestado en todas sus carreras".

El entrenador de los Rockets, Kevin McHale, alabó contra Durant y dijo que seguirán tratando de hallar maneras distintas de frenarlo, incluso si eso implica dejar a otros anotadores capaces sin defender.

"Cuando ejerces doble marcación contra un jugador fuera del área, donde recibe el balón muchas veces, alguien va a desmarcarse", dijo. "Uno tiene que analizar lo que está sucediendo y qué tan encendido uno piensa que se encuentra Durant... Y uno a veces simplemente tiene que vivir con ello".

Si bien Oklahoma City no cuenta con Russell Westbrook para el resto de la temporada, los Rockets también enfrentan sus propios problemas de salud. Jeremy Lin se ha perdido los últimos dos encuentros con un músculo del pecho magullado. Su participación para el juego del viernes sigue en duda, pero McHale dijo que Lin se sintió mejor el jueves.

El argentino Carlos Delfino también es cuestionable para el viernes después de no participar en la segunda mitad del duelo del miércoles con un pie izquierdo dolorido. Los Rockets también informaron el jueves que su estrella James Harden presenta faringitis pero se espera que juegue el viernes.

Harden se recuperó de una mala actuación en el cuarto partido para anotar 31 puntos el miércoles y guiar a Houston a una victoria de 107-100.

Debido a que la mayoría de estos jóvenes Rockets no tienen mucha experiencia en postemporada, se han apoyado en la vasta experiencia de McHale, que ganó tres títulos en la década de 1980 con los Celtics. McHale no habla sobre las posibilidades de Houston para hacer historia con este joven equipo y simplemente le pide a sus jugadores que se centren en el siguiente partido.

"Todo puede suceder, eso es lo bello del básquetbol", dijo. "Es por eso que uno juega. Lo que sucedió en el pasado no marca ninguna diferencia. Nos esforzamos mucho anoche y sólo necesitamos esforzarnos mucho nuevamente".

AP