24 de mayo de 2013 / 12:53 a.m.

El quarterback de los Empacadores de Green Bay, Aaron Rodgers, expresó su deseo porque "comience el proceso de sanación", haciendo referencia a la mala relación existente entre el equipo de Rodgers y el ex mariscal de campo de dicho conjunto Brett Favre.

En días anteriores, el presidente y CEO de los Empacadores expresó que a Favre lo quería "involucrado en la organización próximamente" y en cuanto al retiro de su número, dijo que lo llevará a cabo "en el momento adecuado para él y para nosotros".

Rodgers mencionó estar "ansioso por verlo de nuevo en la baraja, creo que es momento de dejar que comience el proceso de sanación para aquellos molestos con lo que sucedió", comentó al programa radiofónico "The Jim Rome Show".

"Pienso que es momento para que nuestros fans, esta organización y Brett, se reconcilien y den vuelta a la página antes que reciba el grandioso honor de ser inducido al Salón de la Fama", añadió.

Asimismo, declaró que confía en que sea retirado del equipo el jersey número 4, antes de que Favre se incluya al Salón de la Fama, "me emociona la oportunidad de verlo de nuevo y se retire su número antes de que vaya a Canton".

El mariscal de campo Brett Favre y los Empacadores de Green Bay, sostienen una relación dañada desde 2008, fecha en que pasó a ser de los Jets de Nueva York, mientras tanto, Rodgers se unió al roster de los Empacadores.

El futuro de Favre se situó una temporada después con los Vikingos de Minnesota, el eterno rival de su ex equipo en la Conferencia Nacional Norte.

Notimex