23 de noviembre de 2013 / 03:45 a.m.

Dennis Rodman se está preparando para emocionar a los aficionados norcoreanos durante una gira de exhibición de baloncesto allá el próximo mes.

Aunque evadió preguntas en una entrevista con The Associated Press respecto a si su visita durante la época de Navidad sería utilizada para fines propagandísticos por Kim Jong Un, el líder de 29 años de edad de uno de los regímenes más represivos del mundo, Rodman dijo que estará acompañado en el viaje por 10 o más ex jugadores de la NBA. Pero se negó a proporcionar nombres.

"Tengo en este momento a siete personas", dijo Rodman. "Hablé con un par de tipos la semana pasada. Muchos muchachos están diciendo: 'Bien, grandioso; yo iré'. Pero no estoy diciendo esto para lograr que la gente vaya allá a probar algo: 'Está bien, vamos allá y marquemos la diferencia'''.

"No-o-o-o-o-o", continuó. "Vamos a allá porque ésta es una gran oportunidad para todos de ver una cultura diferente. ... 'Este país es tan malo. Esta ciudad es tan mala'; está bien, grandioso, ve míralo y cuéntale al mundo cuando regreses, 'Hey, no es tan malo como piensas'. Y es por eso que estoy llevando allá jugadores de la NBA, para mostrarles, para que puedan regresar y hablar al respecto".

Nuevamente en las noticias como autoproclamado embajador y amigo de Kim, Rodman regresó el jueves a donde ganó los últimos tres de sus cinco campeonatos de la NBA jugando al lado de Michael Jordan. En una gira promocional para lanzar una marca de vodka, Rodman, de 52 años, caminó por el centro de la ciudad entre destellos de cámaras fotográficas.

Rodman dijo que no hablaría sobre su relación con Kim ni sobre política norcoreana, incluido su ampliamente criticado prontuario de violaciones a los derechos humanos y su programa secreto de producción de armas nucleares.

AP