9 de septiembre de 2013 / 08:28 p.m.

La selección española tiene tomada la medida a la de Chile, a la que se enfrentará por décima vez en un encuentro ya habitual en los cinco últimos años con un balance más que positivo, con ocho triunfos y un solo empate, sin haber conocido la derrota.

En el recuerdo de la actual generación de internacionales españoles siempre estará Chile, la selección ante la que vivieron el partido más tenso en su camino al Mundial 2010. El triunfo español alimentó la estadística de no perder nunca frente a los chilenos y les quitó de encima la presión al sentir de cerca el fracaso.

Fue en el estadio Loftus Versfeld de Pretoria. El equipo de Vicente del Bosque había perdido en el estreno ante Suiza y no tenía licencia de fallo. Tras ganar a Honduras, necesitaba vencer para no tirar por tierra una vez más las esperanzas que todo un país había depositado en un grupo de internacionales que recuerdan los momentos previos a ese encuentro como los más tensos.

Todos destacan el silencio que ese día hubo en el autobús camino del estadio. En esa ocasión no sonó la habitual música que ayudaba a relajar tensiones. Ni en la final se vivió un ambiente similar. El partido cayó de lado español (2-1) y las dos selecciones pasaron a octavos de final.

"¿Por qué no atacan?", preguntaba Del Bosque a su segundo Toni Grande, extrañado, en los minutos finales del partido. "Les vale este resultado para pasar con nosotros", se dio cuenta. Los tantos de David Villa y Andrés Iniesta liberaron la presión.

Ese triunfo fue el séptimo de España ante Chile en nueve enfrentamientos. La primera confrontación se remonta al 29 de junio de 1950 en Maracaná, en la fase de grupos del Mundial de Brasil. Hasta la cita de Sudáfrica era el único encuentro oficial y se saldó con victoria del conjunto que dirigía Guillermo Eizaguirre por 2-0 con tantos en el primer tiempo de dos mitos como Estanislao Basora y Telmo Zarra.

Los siguientes cuatro amistosos se jugaron en Santiago de Chile, entre el 12 de julio de 1953 y el 5 de julio de 1981. En este último caso fue el único partido en el que España no pudo vencer, ya que igualó a uno.

Carlos Caszely adelantó a Chile muy pronto y justo después del cuarto de hora Jesús María Satrústegui firmó las tablas para el cuadro de José Emilio Santamaría, que un año después iba a firmar una actuación pésima en el Mundial de España'82.

La primera ocasión en la que se midieron en suelo español fue el 8 de septiembre de 1993 en Alicante. El cuadro dirigido por entonces por Javier Clemente se impuso 2-0 con un doblete de Julen Guerrero en el segundo periodo.

Con Vicente del Bosque al mando, España ya ha jugado tres partidos ante Chile. El 19 de noviembre de 2008 en El Madrigal de Villarreal (Castellón) ganó 3-0. Pese al resultado, fue un partido en el que costó deshacerse del equipo que dirigía el argentino Marcelo Bielsa, que comenzaba a mostrar maneras de equipo potente y con opciones para entrar en el Mundial y luego hacer un buen papel.

David Villa abrió la cuenta al transformar un penalti (cometido por Ismael Fuentes sobre Albert Riera) a los 36 minutos y en el segundo periodo redondearon el marcador Fernando Torres y Santi Cazorla, que fue uno de los grandes ausentes del Mundial.

Y tras el duelo de Pretoria del Mundial, el 2 de septiembre de 2011 llegó el último precedente con triunfo de España tras remontar dos goles en contra en el amistoso de Saint Gallen. Isla y Vargas explotaron en veinte minutos los defectos de una defensa española con Javi Martínez de central y Álvaro Arbeloa en el lateral izquierdo.

Andrés Iniesta recortó distancias y Cesc Fábregas, con un doblete, firmó la remontada. El tanto final fue fruto de un penalti sobre Arbeloa que protestaron los chilenos, a los que la peor noticia les esperaba al llegar a su hotel de concentración y descubrir que les habían robado en sus habitaciones.

EFE