11 de agosto de 2013 / 02:11 a.m.

La lucha por el título de la Grand American Series sufrió un giro tras la competencia de 2:45 horas en el circuito de Road America, Wisconsin, y la dupla conformada por el mexicano Guillermo Rojas Jr. y el estadunidense Scott Pruett de nueva cuenta aspiran a poder sumar una corona más al colocarse a 14 puntos de los líderes de la clasificación, el escocés Ryan Dalziel y el venezolano Alex Popow.

Dalziel y Popow únicamente sumaron un punto luego de que su auto quedara detenido a mitad de carrera por una falla en el motor. Brendon Hartley y Scott Mayer se llevaron el triunfo tras salirse de secuencia gracias a una bandera amarilla en los últimos 20 minutos, mientras Pruett y Rojas cruzaron la meta en el cuarto sitio, luego de que el último encadenamiento les afectara en su estrategia original.

"Al final del día, aunque no pareciera, fue un buen resultado por la cuestión de los puntos. Nos acabó una bandera amarilla al final que benefició a nuestros rivales. De nuestra secuencia fuimos los que quedamos más adelante. Son de esas veces que la suerte estuvo del lado de los rivales", expresó Memo vía telefónica.

El prototipo del equipo Ganassi llegó a estar en la segunda posición de carrera, sin embargo, un trompo del mexicano Rojas Jr. lo retrasó hasta la séptima posición y 22 segundos de desventaja."Estaba muy suelto el coche y teníamos un buen ritmo. Yo estaba en segundo lugar tras pasar al 10 en la arrancada y perdí la cola del auto. En la entrada a la curva 15, en donde llegas a toda velocidad y vas en quinta marcha, ahí me costó mucho trabajo mantener el auto derecho. No le pegué a la barda de milagro. Nos pudo haber costado muy caro", indicó el tetracampeón.

Esta combinación de resultados deja a la dupla Popow/Dalziel con 246 unidades, mientras Rojas y Pruett quedaron con 232 a falta de tres fechas para concluir el campeonato. "La distancia en puntos es alcanzable. No es fácil, pero no está nada decidido", expresó el mexicano.

La siguiente fecha de la Grand American Series será en Kansas, una pista de recién adhesión al calendario. "Usaremos prácticamente todo el óvalo y será de mucha velocidad. Vamos a ver como nos va, estamos optimistas y ojala podamos tener un buen cierre. Es un circuito nuevo y estaremos en igualdad de circunstancias".

Luis Ramírez