4 de septiembre de 2013 / 08:43 p.m.

A unas horas de cerrar ya la preparación de cara al duelo en contra de los Gallos Blancos del Querétaro, el técnico de La Franja, Rubén Omar Romano, anticipó un partido complicado, primero por la naturaleza del rival, pero en segundo, por las ausencias que su cuadro titular presenta por lesiones y llamados a selección nacional.

"Hoy por hoy no hay ningún equipo que sea fácil, todos son complicados, todos tienen su grado de dificultad, tenemos tres bajas importantes, (Alberto Medina) 'El Venado' también está tocado, más los dos jugadores que fueron a los Estados Unidos, Michael (Orozco) y (DaMarcus) Beasley, pero de todas maneras el equipo trabajó muy bien, con mucha intensidad, trataremos de hacer nuestro partido y traernos los tres puntos".

Lo anterior en conferencia de prensa al concluir la práctica de miércoles en el Deportivo La Noria, donde el estratega argentino precisó que si bien saldrá con una formación distinta por lo antes mencionado, no renunciará a su idea de salir jugando desde su área para buscar el marco contrario, tras reiterar que sólo atacando es como se puede doblegar a una defensiva como la que presentan los Gallos.

"Complicado, no hay duda que va a ser un equipo complicado, un equipo que tiene una idea ya muy plasmada de lo que quiere su técnico, pero nosotros tenemos también una idea clara de que tenemos que ir en busca de los tres puntos y que ellos son un equipo difícil para eso. Atacándola, será lo más indicado, el otro día no recibió gol, pero su portero fue la figura".

Tras lo observado en la práctica, donde todo indica que el mediocampista uruguayo, Carlos Sánchez, irá de inicio, el timonel blanquiazul dijo que al tener ya en plenitud de sus facultades físicas y futbolísticas al charrúa, echará mano de él para tratar de imponer una diferencia, lo que confía podrá lograr en esta peligrosa afrenta.

Edgar González