17 de diciembre de 2013 / 05:39 p.m.

Tony Romo, mariscal de los Vaqueros de Dallas, es el común denominador para que uno de los equipos más ganadores en la historia de la NFL, haya perdido 16 de 27 partidos que ha disputado durante el mes de diciembre, periodo donde se desarrollan las últimas fechas de la temporada regular y que generalmente define la estadía de una escuadra en los Playoffs.

Romo, quien tomó la titularidad de Dallas en el año 2006, comenzó con el calvario en el mes de diciembre, ya que fue derrotado en dos de cuatro encuentros además, perdió los últimos dos duelos de la temporada. Los Vaqueros pasarían a la postemporada, pero perderían 21-20 con Seattle debido a un error del mismo jersey nueve quien no pudo sujetar el ovoide en un gol de campo.

Ya en el siguiente año, 2007, se volvió a repetir la constante ya que volvería a perder dos de cuatro juegos y en los últimos dos choques se iría con récord de 1-1; los Cowboys ganarían su división con récord de 13-3, pero serían eliminados en la ronda divisional por los Gigantes; en diciembre de 2008 la historia se repitió. De nueva cuenta, Romo apareció en los controles de la ofensiva de la escuadra de la estrella solitaria, pero él y su equipo fueron vencidos en tres de cuatro duelos, situación que los dejó con 9-7 y fuera de postemporada.

Llegó 2009 y la ofensiva de la escuadra texana era liderada otra vez por el exmariscal de campo de la Universidad del Este de Illinois, otra vez, perdería dos de cuatro encuentros. Dallas pasaría a la postemporada pero sería eliminado en la ronda divisional por los Vikingos de Minnesota.

El diciembre del 2010 no lo podría jugar ya que en la semana seis sufriría una lesión que lo puso fuera de circulación lo que restaba del año; pero en el periodo del 2011 volvería con la mala racha al perder tres de cuatro encuentros, escenario que los dejó nueva cuenta fuera de la postemporada; de igual forma el año pasado (2012) sucedió algo similar, durante el último mes el jersey nueve fue vencido en dos de cinco duelos lo que dejó a los Vaqueros sin playoffs.

En esta temporada, los Vaqueros de Dallas llevan récord de siete ganados y siete descalabros, de los cuales, los últimos dos (que se jugaron ya en diciembre) han sido derrotas y a pesar de que la defensiva no le ha ayudado a Romo, éste tampoco ha tenido un buen desempeño al fallar en jugadas clave, como la intercepción al final del partido ante Green Bay.

ALAIN ARENAS