21 de mayo de 2013 / 09:33 p.m.

Alrededor de 500 aficionados llegaron al Aeropuerto Internacional de Tijuana, algunos tenían desde las 9:30 horas esperando el vuelo de Ronaldinho y compañía, mismo que se retrasó más de media hora.

El avión supuestamente llegaría a las 10:56 horas pero se retrasó y se estableció que aproximadamente aterrizaría hasta las 11:35 horas, sin embargo todavía llegó un poco más tarde y, con el tiempo que tomaron los demás pasajeros del vuelo en bajar primero que el equipo brasileño y los elementos de seguridad que rodearon a los futbolistas antes de salir rumbo a su camión, aumentaba la desesperación de los aficionados.

Una vez que salieron algunos jugadores de Mineiro por la puerta, los gritos de emoción de la fanaticada se comenzaron a hacer presentes y cuando Ronaldinho se pudo ver, la gente comenzó a gritar “Dinho, Dinho”.

Escoltados y entre vallas, caminó el jugador rumbo a su camión que lo llevaría al hotel de concentración del club, pero poco le importó a la gente que, aprovechó que ciertos aficionados que venían en el mismo vuelo que él lo estaban siguiendo para tomar fotos, pasaron los obstáculos y lo persiguieron hasta el camión.

Durante su recorrido, Ronaldinho saludó de lejos a los presentes y también desde la puerta del camión, esto en muestra de agradecimiento.

Tony Alvarez