18 de mayo de 2014 / 04:07 p.m.

Ronaldo Luiz Nazario de Lima, empezó a dar que hablar en el Cruzeiro en la temporada 1993-1994 en la que marcó 12 goles en 14 partidos. Ronaldo pasó la mayor parte de su carrera en el fútbol europeo, después de cambiar el Cruzeiro de Belo Horizonte por el PSV Eindhoven en 1994. Tras ganar títulos con el Barcelona, el Inter de Milán y el Real Madrid, el goleador brasileño regresó a su país en 2009 para enrolarse en las filas del Corinthians, con el que se proclamó campeón del estado de São Paulo y de la Copa de Brasil en 2009.

SU PASO POR LOS MUNDIALES

Dos veces campeón del mundo, tres veces nombrado Jugador Mundial de la FIFA y dos veces ganador del Balón de Oro.El 22 de junio de 2006, Ronaldo igualó el récord histórico de Gerd Müller como máximo goleador en las fases finales de la Copa Mundial de la FIFA en la edición celebrada en Alemania. El delantero, elegido en tres ocasiones Jugador Mundial de la FIFA, firmó un doblete en el triunfo de Brasil por 4-1 sobre Japón en la fase de grupos y alcanzó así la mágica cifra de 14 goles. En el posterior encuentro de octavos de final, la Canarinha se impuso a Ghana por 3-0, y el artillero anotó su 15º tanto en 19 partidos mundialistas. A día de hoy, sigue siendo una marca que nadie ha logrado batir.

Ronaldo Nazario de Lima anunció oficialmente en el 2011 el final de su carrera profesional, alegando que los dolores por las continuas lesiones lo obligaron a anticipar la decisión de colgar los botines.

El astro brasileño continúa relacionado al Corinthians del cual es embajador mundial, para aumentar la visibilidad del club y establecer más relaciones con otros equipos.

 

DATOS CURIOSOS

 

Actualmente retirado del fútbol disfruta practicar el póker, y hasta ha intentado ser parte de la gira mundial PokerStars y jugar al lado de los jugadores de póker de más alto nivel en este torneo. Por el momento, Ronaldo ha prestado su imagen en anuncios publicitarios de PokerStars.

Ronaldo es además embajador de Buena Voluntad de la ONU.

En diciembre de 2010, después de una prueba de paternidad, Ronaldo reconoció un niño de cinco años, fruto de un encuentro con Michele Umezu, una camarera que le atendía durante la gira del Real Madrid en Japón durante la pretemporada de 2004.