23 de marzo de 2013 / 02:29 a.m.

Bill Haas quería redimirse por la manera como terminó la ronda inaugural del torneo de Bay Hill. Hizo eso y más, y empató en el liderato con Justin Rose.

No fue el caso de Tiger Woods.

Con un golpe abajo del primer lugar y tres hoyos por jugar, Woods cerró con tres bogeys para terminar la segunda ronda cuatro impactos detrás del líder. Ello dificulta aún más su intento de refrendar su título en Bay Hill y recuperar el puesto de número 1 del mundo.

"La buena noticia es que faltan 36 hoyos por jugar", dijo Woods. "Hay un largo camino por recorrer. Y cuatro golpes son algo que se puede recuperar".

Haas no sólo jugó sin bogeys. Su putt más largo para par fue de 1,2 metros (4 pies) a lo sumo en una ronda de 66 impactos, 6 bajo par. Se encuentra empatado con Justin Rose, quien tuvo la oportunidad de tomar la delantera en solitario, pero fue engañado por la velocidad de los greens tras una lluvia vespertina, y terminó con 70 golpes tras un bogey de tres putts.

AP